Una madre de Río Gallegos pide la derivación de su hija a quien denuncia, pretenden externarla "para liberar una cama"

Agustina Rauque es una joven madre que tiene a su hija Aimará de 9 años, internada en el Hospital Regional Río Gallegos por una malformación vascular en uno de sus pies, por lo que sufre dolores diarios que requieren una derivación recetada en dos ocasiones pero que le fue denegada.

Escrito en LOCALES el

Agustina es una joven madre de Río Gallegos que denuncia la situación y el padecimiento que vive junto a su hija Aimará, de 9 años quien tiene una malformación vascular en el pie derecho, por lo que está internada a la espera de una derivación, pero mientras tanto, la externaron del Hospital Regional Río Gallegos porque según denuncia, "ocupa una cama" por lo que Nuevo Día habló con ella para conocer su historia.

En ese mismo sentido, la denuncia mediática realizada por la joven madre, manifestó: "Como ocupa cama en el hospital me la quieren sacar, todos los días una nueva y encima mienten, juegan con la salud de una menor a dónde está el derecho entonces."

Asimismo agregó: "Tengo dos derivaciones, una del día 6 que la hicieron en hemodinamia y otra día martes 21 me hicieron otra derivación de urgencia, por lo que tuvo que llevar a Derivaciones y me llaman diciendo que la doctora tenía que poner el motivo de la urgencia vuelvo al día siguiente porque Aiamará seguía con dolor a lo que me dice que la iban a dejar internada porque ella no podía seguir así en guardia y no querían dejarla internada me puse a discutir y pudieron subirla a Pediatría." 

"Ahora la quieren sacar y que siga con los medicamentos en casa, pero la derivación nada que sale y me pregunto cuánto tiempo voy a tener que seguir esperando, porque mi hija está sufriendo del dolor y para ellos esto no es urgencia, primero tenían que conseguir una cama, y ahora salen diciéndome que ella no fue aceptada en el hospital. ¿Cuánto tiempo más voy a tener que seguir esperando para que la puedan ver a mí hija? Me llamaron para decirme que una de las posibilidades era que tenían que amputarle el pie, tengo todos los estudios de mí hija, me moví para todos lados para que ella me digan lo que tenía y estoy cansada y desesperada de esta situación que estamos pasando." concluyó la joven madre que espera respuestas a la situación de padecimiento de su hija. (El Diario Nuevo Día)