Jueves 18 de Agosto de  2022 // 00:46 hs

Río Gallegos: el “Tirador de la costanera” podría recibir una condena de 4 a 5 años

Se trata de Roberto Puebla, quien el día 22 de noviembre de 2020 huyó a bordo de su vehículo de un control de tránsito, para luego atrincherarse en su domicilio y luego buscó dispararle a la Policía.

El juicio es por el hecho ocurrido en 2020.
Escrito en LOCALES el

En la jornada del pasado martes 9 de agosto se desarrolló un juicio abreviado en la Cámara Oral de la Primera Circunscripción de Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz contra el ciudadano Roberto Puebla, conocido como el “tirador de la costanera”, quien el día 22 de noviembre de 2020 huyó a bordo de su vehículo de un control de tránsito, para luego atrincherarse en su domicilio ubicado sobre calle Rodiño de Clark al 500, en el sector de la costanera.

El debate comenzó pasadas las 09:00 horas, siendo presidido por la Jueza, Dra. María Alejandra Vila, a quien acompañaron los jueces subrogantes Eduardo López y Enrique Arenillas. Por su parte también se encontraban en el recinto, por el Ministerio Público Fiscal, Fernando Basanta y Analía Molina, mientras que la defensa estuvo a cargo del Dr. Emin Charif Sat.

Al imputado Roberto Puebla, se lo acusó del delito “de resistencia a la autoridad en concurso real, con amenazas coactivas, en concurso real con abuso de armas agravado, en concurso ideal con atentado contra la autoridad agravado por ser contra miembros de las fuerzas de seguridad policial, en concurso ideal con daño calificado”.

Cabe indicar que todo este proceso judicial tuvo su origen aquel 22 Noviembre de 2020, cuando recién se iniciaba el día, ya que ocurrió alrededor de las 00:15 horas, el imputado que circulaba a bordo de su vehículo Jeep Grand Cherokee, se escapó de un control que estaban realizando los inspectores de Tránsito sobre la Avda. Pte. Perón en la huida recorrió la Avda. San Martín hasta terminar deteniendo su marcha en las puertas de su vivienda , donde estacionó el rodado e ingresó a la casa.

Una vez arribados al lugar los inspectores de Tránsito municipal observaron la camioneta sobre la vereda, por ende comenzaron a realizar su trabajo, fajarlo para su posterior secuestro, pero escucharon un disparo que provenía de la morada, inmediatamente se pusieron a resguardo, luego llegó la policía, efectivos de la Comisaría Primera, quienes fueron convocados por los municipales y también se hicieron presentes los integrantes de Infantería, comenzando una balacera importante, que se cree que fueron unas 20 detonaciones, algunas de ellas, impactaron en los móviles policiales, cuatro en un patrullero de la Primera y dos en la trafic de Infantería.

Ya en horas de la mañana, aproximadamente a las 09:00 horas, Puebla, (hoy imputado) decidió entregarse tras escuchar al negociador de las Fuerzas Especiales, por lo que el personal de la Comisaría Primera procedió a la aprehensión del sujeto y a su traslado hacia la divisional de jurisdicción.

Acto seguido, se leyó el pedido de elevación a juicio, allí, la Presidenta se dirigió al imputado y le preguntó si testificaría, a lo que este, respondió que sí, para ello debió sentarse frente al Tribunal y contó lo sucedido aquel día.

En su relato Puebla trató de justificar su mala acción con circunstancias que le pasaron “me agarró la pandemia, estuve encerrado en mi casa; al poco tiempo sufrí una estafa virtual, me robaron 180 mil pesos”, Además indicó que debió vender una camioneta, casi regalada, para poder cubrir eso, fueron una serie de episodios que me estaban pasando”. Luego comentó que el personal de Tránsito lo había querido detener “lo único que quería era llegar a mi casa, me siguieron y luego me encontraron y ahí me quisieron secuestrar la camioneta, vino a hablarme una mujer a la que no le hice caso y entré a mi casa”.

Por otra parte argumentó que “no soy una persona violenta, no tengo antecedentes, siempre fui una persona que trabaja y hace poco tiempo me había jubilado, tampoco tengo acciones de este estilo en la calle”.

En otro pasaje de su relato el imputado describió a que “cuando cayó la policía me alteré más”, especificó y la Presidenta del Tribunal le preguntó sobre unas amenazas que le había hecho a la gente de Tránsito, a lo que respondió: “sé que le dije algo a la chica de Tránsito que me vino a hablar, pero no recuerdo lo que le dije”, y especificó que estaba bajo estrés y puede ser por eso que reaccionó así.

ALEGATOS

Seguidamente tomó la palabra el ministerio Público en la persona del Dr. Fernando Basanta, quien luego hacer un análisis de lo sucedido solicitó una pena 5 años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo.

Por su parte, el defensor de Puebla, el Dr. Emin Charif Sat, si bien aceptó la propuesta de juicio abreviado acordado con la Fiscalía, él solicitó una pena distinta y esto lo hizo teniendo sobre otras cuestiones particulares de su defendido, que no sólo se tome en cuenta “una fotografía sobre lo acontecido, sino que también se analice al hombre con sus circunstancias personales”, considerando que cuestiones previas pudieron influir sobre las acciones posteriores de su defendido, reseñando y sosteniendo lo dicho por Puebla al comienzo del debate, que su defendido había sido “víctima de una estafa, que es jubilado, que se encontraba en pareja con hijos, sin antecedentes penales, y si nos remitimos a las armas de fuego empleadas, claramente se puede ver que el señor Puebla ha estado ajustado a derecho en su vida, con todas las armas registradas”. También incluyó el tema de la pandemia, “la cual afectó a todas las personas de diferentes maneras y vimos mi defendido que a pesar de estar en esa situación y de recurrir a todos los organismos de control, Policía Federal, a los bancos, al dpto. informático de los bancos, a la Justicia, él no tomó ninguna determinación violenta contra esa falta de respuesta por parte de esos organismos y esto que pasó se podría decir que fue la gota que rebalsó el vaso de alguna manera, no justifico lo ocurrido sino que estoy contextualizando”. Dirigiéndose al Tribunal indicó que “estas cuestiones no deben ser omitidas y solicitó se aplique una pena de 4 años y tres meses”.

Con el alegato de la defensa se dio por concluido el debate y se espera que el próximo martes 16 de agosto se conozca cuál será la sentencia que le otorgará el Tribunal a Roberto Peña.

Fuente: Santa Cruz en el Mundo