Jueves 15 de Diciembre de  2022 // 08:02 hs

Santa Cruz vuelve a tener representación en la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares de Argentina

El Gobierno de Santa Cruz, a través de la Secretaría de Estado de Cultura, tendrá representación en Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) con la designación de Carla Bocchetto Becerra, directora de la Biblioteca Provincial Juan Hilarión Lenzi.

La directora de la Biblioteca Provincial Juan Hilarión Lenzi, Carla Bocchetto Becerra
Escrito en LOCALES el

Desde la Cartera Cultural, se anunció que la directora de la Biblioteca Provincial Juan Hilarión Lenzi, Carla Bocchetto Becerra, fue designada Delegada Gubernamental ante la CONABIP.

Vale recordar que el funcionamiento de la Junta Representativa es central, en tanto que el objetivo de quienes lo crearon, en el marco de la Ley 23.351, fue reforzar el espíritu federal de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, y que lleguen a sus autoridades las voces de las asociaciones reconocidas como tales, que se encuentran distribuidas en todo el territorio nacional. De allí que esté integrada por representantes de cada una de las provincias, propuestos y elegidos por las  Bibliotecas Populares, o nombrados por los gobiernos provinciales.

Es así que a través de la Resolución Ministerial 286/22, se designa a Bocchetto como delegada gubernamental por la provincia de Santa Cruz. Este es un momento crucial para las bibliotecas, ya que se está luchando por la prórroga de los fondos específicos que colaboran con el financiamiento de las bibliotecas populares de todo el país, espacios de sociabilidad y de irradiación de diversos saberes.

Sobre la CONABIP

La Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) es un organismo dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación, que fomenta el fortalecimiento de las Bibliotecas Populares como organizaciones de la sociedad civil, e impulsa su valoración pública como espacios físicos y sociales relevantes para el desarrollo comunitario y la construcción de ciudadanía. 

 

CONABIP tiene como funciones orientar y ejecutar la política gubernamental, a través de un modelo de gestión asociado, que favorezca la consolidación del carácter autónomo de este movimiento social único que tiene casi 2.000 bibliotecas y 30.000 voluntarios y voluntarias que, a lo largo y a lo ancho del país, trabajan por el bien común desde 1870.