Musica

Crece la escena electrónica en Río Gallegos

En las noches de la capital de Santa Cruz, aparte de la cumbia y el reggaetón se empiezan a escuchar y hacer más visibles las fiestas de electrónica es por eso que Nuevo Día realizo un informe con referentes de la electrónica local.

*Por Sandro Diaz



Lejos en el tiempo va quedando la frase que Pappo le dijo a DJ Dero, en Sábado Bus “Conseguite un trabajo honesto”.



En la  ciudad de Río Gallegos, hace unos años viene creciendo una escena musical emergente aparte de la música popular como la cumbia y el reggaetón. Uno de esos espacios es la fiesta We Want Electronic que inició en 2018.



“En Gallegos se creó un ambiente que hace tres años era imposible tener, ahora existen más de tres eventos por mes en donde asisten entre 150 y 200 personas”, afirma su organizador y DJ “Charlee” Carlos Galaz.







“Nuestro ciclo está centrado en artistas locales en ascenso y lo distinto de otras fiestas es que no estamos abocados a un solo estilo de electrónica”, afirma



Charle y comenta que organizaron eventos en donde participaron hasta 10 djs de distintos estilos como: Techno, House, Minimal, EDM y hasta Hip Hop”.  



“Acá en la ciudad, la gente es muy hermética, pero estos últimos años la cantidad de jóvenes en eventos de música electrónica aumentó”, dice Charle agregando que las personas que asisten a sus fiestas tienen entre 25 a casi 50 años.



Lo que lo atrapó desde el primer momento fue la libertad y la inclusión que hay en la música electrónica con respecto a las diversidades y a las mujeres. “En otros ambientes no se le da tanto lugar, acá tenemos  grandes representantes de la música  electrónica, como Gisel Duarte, que la invitan a eventos súper masivos como el aniversario de la ciudad y nos pone más en la vista de todos”, destaca Charlee. 



Otro espacio es ENERGY Sessions que comenzó durante la pandemia de COVD-19 de manera virtual. Ahora son una de las propuestas más juveniles de la escena electrónica local en donde apuestan a lo visual, no solo a lo musical. “Lo nuestro es una obra artística pero se vive como una fiesta”, dice Marcos Santillan, de 23 años, organizador y fundador del ciclo.



 





En sus eventos de música techno se pueden ver en las pantallas y proyectores piezas visuales de artistas locales, malabaristas que sorprenden a la gente, tatuadores que trabajan en la piel de distintas personas, mientras un dj hace vibrar al público. “El artista transmite y genera algo y el público lo recibe, es una obra artística que tiene por una parte el artista y por otra lado al público”, dice  Santillán.



El desafío de romper los prejuicios de la movida electrónica



En marzo del 2020 en una entrevista para la La Viola le preguntaron al reconocido DJ argentino Hernán Cattáneo si creía que luego de la tragedia de Time Warp, donde en 2016 murieron cinco jóvenes intoxicados en una fiesta electrónica, hoy se logró más madurez. Cattaneo respondió:



- Si te digo que no veo la cantidad de información que me gustaría sobre estos temas, como si la veo para otras cosas. Vos ves todo el tiempo campañas sobre alcoholismo y seguridad vial. Todos saben que si tomás, no tenés que manejar. No veo el mismo énfasis puesto en políticas de reducción de daños. Creo que en eso estamos atrasados. Afortunadamente hay productores de shows que se preocupan y están más pendientes que antes. Obviamente va a ser un proceso largo, todavía estamos aprendiendo.



En este sentido Santillán reconoce que existen preconceptos negativos con el entorno de la electrónica en la ciudad. “Se está hablando muy mal de lo que es la electrónica y queremos limpiar eso. Conlleva una responsabilidad muy grande con la que estamos totalmente comprometidos, que es cortar ese ciclo repetitivo de estigmas”.



Los integrantes del equipo de Energy Sessiones tienen entre 19 y 25 años y todos comparten una faceta artística, además de aportar ideas a la organización.



Antes de cada evento realizan una campaña con normas de convivencia, remarcando que es un espacio libre de discriminación y violencia: “Fomentamos el consumo responsable de alcohol. También regalamos golosinas y el ambiente es único porque literalmente queremos expresar la paz, la unidad, el amor y el respeto. A la gente le encanta eso porque van vestidos como quieren y son ellos mismos. Es un montón de gente que no sale a otros lugares", destaca Santillán.







¿Qué pasaba antes de la pandemia del covid-19 en la Electrónica local?



La DJ y artista “Jtte” Julieta Balbuena inició en la escena electrónica de Río Gallegos en el 2007, en donde difundían sus eventos, por MSN y afiches pegados en boliches. “Eran momentos en donde estaba con amigos y hacía lo que más me gustaba, competir música con los demás”, recuerda Julieta.



Se organizaban mediante la autogestión “Todo a pulmón, alquilando quinchos entre todos, tocando en plazas, pasando contactos de gente, podía dar una mano para pasar música en un boliche”, comenta Julieta. Aunque muchas veces pasaban música de manera gratuita para poder ganar experiencia.



Julieta hace un tiempo ya no vive en Río Gallegos, pero recuerda lo mucho que costó crear una escena electrónica, ya que para ella solo existía en la ciudad el movimiento del punk, el heavy y el hardcore. Su generación continua un espacio de electrónica que venía armándose desde antes con los DJs Marcelo Varela, Andrés Fuentes, Francisco Calbucura que ayudaban a los más jóvenes.



“Hemos traído DJs de renombre, muchos de la escena under de Buenos Aires tocaron en gallegos y hoy sigue pasando, cada fin de semana tenés una fecha de música electrónica”, Destaca Julieta. “Cuando yo empecé era la única mujer, hoy por suerte veo chicas y diversidades pasando música en diferentes eventos. Está bueno que deje ser una cosa de hombres”, resalta Julieta, “Pero las fiestas electrónicas siempre albergaron diversidades, era un lugar libre”. Finaliza.



Difusión de la música electrónica local



Por el lado de los medios que apoyan la música electrónica se destaca el programa de In Da House, nace en el 2017, a través de la señal 104.9 Somos FM, en donde el Dj Juan Cruz XP mezclaba durante 2 horas diferentes estilos dentro del género House.



In Da House fue mutando hasta convertirse en una radio online, que mantiene activo un sitio web y un canal de YouTube, aprovechando las distintas herramientas que ofrece internet como Facebook e Instagram



“Si, existe una movida electrónica que se encuentra en constante crecimiento. Después de lo que fue la pandemia, la movida electrónica en gallegos fue creciendo y abriendo nuevos ciclos conformados por distintos Dj’s en donde cada uno marca su propio estilo y tienen distintas propuestas, que son todas diferentes y de muy buen nivel”, Asegura Christian Jaque director y productor de In Da House.



Sobre los espacios para la electrónica opina que “Quizás desde el sector privado se nota un rechazo, tal vez, porque hoy el género no es tan vendible. Durante la pandemia se abrieron muchas puertas y hoy en día el comerciante prioriza otro tipo de espectáculo que le es más redituable”, dice Jaque.



Al consultarle por el respeto a las diversidades en el ambiente musical respondió: “Nosotros somos fieles promotores de la tolerancia, del respeto, es algo que aprendimos cuando iniciamos en la movida de la electrónica, en esos tiempos existía un slogan que era “One World, One Love”, y siempre se trataba que los eventos se puedan disfrutar sin problemas”, comenta Jaque.



Video de la presentación del canal de YouTube evento de In Da House:





Créditos:



Fotografías: Primer evento de We Want Electronic - PH Mauricio Rebolledo – 2018



Fotografías: Primer evento de ENERGY Sessions - PH Fiona Pellegrotti – 2022


Esta nota habla de:
Más de Locales

El ministro de Trabajo de Santa Cruz habló del ajuste de nación y la incidencia en las paritarias

El ministro de Trabajo de Santa Cruz habló del ajuste de nación y la incidencia en las paritarias
Julio Gutiérrez, ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Santa Cruz, dialogó con el programa Fuera de Contexto que se emite por Radio Nuevo Día 100.9 sobre denuncias realizadas por la cartera laboral, paritarias en curso y la repercusión del ajuste que nación ejecuta a las provincias que le costará 57 mil millones de pesos a Santa Cruz según detalló el propio gobierno provincial.