Miércoles 14 de Diciembre de  2022 // 12:49 hs
CULTURA ACTIVA

Tres murales en Río Gallegos te invitan a jugar y a usar códigos QR

Entrevista a la joven artista riogalleguense Sofía Videla (Topaia), quien estudia en La Plata y que realizo tres murales innovadores en Río Gallegos que cuentan una historia que incluye color y códigos QR.

Imágenes de los tres murales de Topia
Por
Escrito en LOCALES el

Por Sandro Diaz

Recientemente, se pudieron ver tres murales en tres puntos distintos de la ciudad de Río Gallegos, con una estética orientada hacia las infancias, que cuentan una historia cronológica y tienen consignas para hacer actividades, hasta códigos QR para dar información. El Diario Nuevo Día dialogó con la realizadora las obras Sofía Videla, cuyo nombre artístico es Topaia. Nos contó que los murales son parte de su proyecto de graduación de la licenciatura en Artes Plásticas en la Universidad Nacional de La Plata.

Nuevo Día.- ¿En qué estás trabajando actualmente?

Sofía Videla “Topaia”.- Estas últimas semanas estuve trabajando en la realización de un proyecto llamado “Trayectos lúdicos - Una forma de aprender jugando a partir de la pintura mural” En el marco de mi proyecto de graduación de la Licenciatura de Artes Plásticas con orientación Muralismo y Arte Público Monumental (UNLP -FDA) Se trata de tres murales en tres puntos distintos de la ciudad de Río Gallegos, con una estética orientada a las infancias. En los murales acompañaremos al personaje principal en su viaje, cada mural cuenta con dos actividades a resolver y un código QR para escanear y acceder a más información.

Nuevo Día.- ¿Cómo es el proceso de realización?

S.V.- Al ser un trabajo para la facultad estos murales tuvieron un proceso bastante largo, en el que en una primera etapa estuve haciendo varios bocetos en papel para armar y escribir la historia. Luego fui probando distintas paletas de color y consiguiendo los materiales, en este caso resolví emplear una paleta de 9 colores para optimizar tiempos. La mayoría es pintado con pintura látex, pero también estuve combinando varias técnicas como stencil, pegatinas, etc. Cada mural llevo alrededor de 7 días trabajando.

Nuevo Día.-¿En dónde están ubicados los murales?

S.V.- El objetivo fue que las paredes a intervenir estén ubicadas relativamente cerca unas de las otras, de manera que quien esté interesados en saber cómo continúa la historia no tenga que trasladarse mucho. Las ubicaciones son las siguientes:

Mural N° 1 Calles Santa Fé y Jofré de Loaiza. Mural N° 2 Calles San Luis y German Vidal. Mural N° 3 Calles Entre Ríos y Padre Torres.

Nuevo Día.- ¿Cuál es el motivo y que buscas generar?

S.V.- El objetivo principal de esta serie de murales es que la gente tenga una experiencia lúdica (especialmente lxs niñxs),  puedan resolver las actividades de cada uno y seguir con la continuidad de la historia. Me interesa mucho el generar dispositivos para emplazar en la vía pública para ver la reacción de la gente.

Nuevo Día.- ¿De qué manera enriquece tus murales los códigos QR?

S.V.- Es la primera vez que utilizo códigos qr, en esta ocasión me pareció una buena herramienta para simplificar en una página la explicación del porqué de los murales. Al mismo tiempo tiene su contra, ya que las personas sin un dispositivo celular no pueden acceder a esa información, por esto se convierte en una herramienta limitada.

Nuevo Día.- ¿Crees que el muralismo seguirá incluyendo herramientas tecnológicas?

S.V.- La tecnología seguirá avanzando en todos los campos, hasta el punto donde se reemplace a los muralistas por inteligencias artificiales jaja. (Vamos a hacer como que este hecho no me desespera)

Nuevo Día.- ¿Por qué  pintar en Río Gallegos?

S.V.- Elijo pintar en Gallegos porque, además de ser mí lugar de origen, es una ciudad en la cual todavía no existe tanta contaminación visual en cuanto publicidad, de manera que cualquier producción artística destaca bastante y además hay una amplia disponibilidad de muros.

Nuevo Día.- Tu arte es rupturista ¿Cómo ves que los vecinos, una ciudad como Río Gallegos se toma tus obras?

S.V.- En el proceso de estos tres murales tuve una respuesta positiva la mayor parte del tiempo, de vecinos que pasaban diariamente por la pared viendo como avanzaba. Lo que más me gusta de trabajar en la calle, es poder charlar con lxs vecinxs, tomarse un mate o una birra, que el arte sea accesible para todos. Es muy distinto al estar sola en tu casa pintando para luego mostrar por redes sociales el resultado, acá hay un cara a cara que está buenísimo. También me encanta que la gente participe, así que dependiendo de en qué etapa del mural me encuentre, invito a que pinten alguna parte. Incluso en el último mural algunos niños del barrio se sumaron a pintar, es una manera de que hagan al mural propio.

Nuevo Día.- ¿Se puede vivir del arte?

S.V.- Es algo bastante complicado, ya que sigue vigente la idea del arte como un pasatiempo que no debe ser remunerado, convirtiéndolo en algo elitista. A raíz de estas inquietudes en común con otrxs compañerxs queremos dejar atrás esta idea obsoleta y transmitir a la gente que el muralismo es un oficio más, es por esto que en la ciudad de La Plata, Berisso y Ensenada nos organizamos con compañeros muralistas en TRAMO (Trabajadorxs Muralistxs Organizadxs), para debatir, compartir experiencias y generar herramientas para hacer valer nuestro trabajo, buscando generar una cultura para todxs.

No es talento, son horas de práctica, capacitaciones y trabajo.