Concejal Leonardo Roquel rechazó la decisión del municipio de Río Gallegos de sacarle el terreno otorgado al Club Palma

“Entiendo que tal vez se han cumplido los plazos exigidos por la Comuna respecto a la donación de tierras para clubes e instituciones, pero el Intendente Municipal, quien era Concejal al momento de la adjudicación debe entender que la situación económica", señaló.
miércoles, 9 de junio de 2021 · 17:05

El edil UCR, integrante del interbloque Unidos, se pronunció respecto a esta iniciativa elevada por el Jefe Comunal y abordada en la comisión de Transporte, Industria, Comercio y Asuntos Técnicos del Concejo Deliberante de la que forma parte, señalando que “presenté en ese ámbito un Despacho por la Minoría Política rechazando de plano la decisión del intendente Grasso que determina que la Municipalidad de Río Gallegos recupere el terreno que le fuese otorgado oportunamente a la Asociación Club Palma para la construcción de su sede social y cancha de fútbol, en virtud de que durante los diez años que van de su adjudicación, esta institución deportiva modelo y ejemplo en la formación y contención de cientos de deportistas en nuestro medio, no concretó obra alguna en el predio y tampoco realizó el cercado perimetral de la parcela entregada”.

“Entiendo - indicó - que tal vez se han cumplido los plazos exigidos por la Comuna respecto a la donación de tierras para clubes e instituciones, pero el Intendente Municipal, quien era Concejal al momento de la adjudicación de este predio bajo la presidencia del Cuerpo de Mauricio Gómez Bull, debe comprender y entender que la situación económica y financiera en la última década y en este año y medio que va de Pandemia, ha sido ciertamente muy difícil y en algunos aspectos crítica, lo que lleva a las asociaciones y entidades deportivas a estar muy lejos lamentablemente de intentar siquiera pensar en concretar cualquier tipo de obras o construcción en los terrenos que le son propios por Ordenanza Municipal.

Como lo anticipé cuando el Intendente decidió derogar la adjudicación del predio donde se ubicaba la pista de atletismo de la Asociación de Atletas Mayores de Río Gallegos, medida que sentó un precedente peligroso para las distintas instituciones de la ciudad, ahora - subrayó -  ocurre lo mismo con el Club Palma y bajo ningún concepto podemos permitir que se atropellen los derechos de los niños, adolescentes, jóvenes y adultos que tienen un espacio de contención, desarrollo, crecimiento e integración en estos clubes y entidades.

El Estado - sentenció - debe colaborar con ellos, acompañar y ayudar a estas instituciones para que puedan concretar sus metas y objetivos; y hacer realidad el sueño de la sede propia o de su cancha de fútbol en el caso de Palma; y como hombre del deporte, en mi rol de docente, entrenador y jugador, defiendo por sobre todas las cosas a cada uno de los clubes que trabajan por una sociedad mejor, formando a través de la práctica de una disciplina, a hombres y mujeres con valores y a quienes les enseñan a trabajar en equipo y ser solidarios para hacer realidad todo lo que se propongan”.