Parque Sur, una empresa familiar que sobrevive desde hace siete meses a la pandemia y que busca volver a brindar diversión

Se trata de la empresa tradicional de los parques de diversiones que recorre toda la provincia con sus juegos para toda la familia y que afectada por la pandemia, espera poder comenzar a funcionar con todos los protocolos por la pandemia. Siete han sido los meses de subsistencia y una difícil situación que relato una de sus propietarias a El Diario Nuevo Día.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 23:15

 

Silvana Casali, propietaria de Parque Sur, en contacto con el programa “Arriba el Día “ que se emite por Radio Nuevo Día se refirió a la difícil situación por la cual atraviesan debido a la suspensión de actividades desde mediados del mes de marzo con las distintas restricciones por la pandemia. El Parque Sur desde hace treinta años trabaja en la provincia de Santa Cruz, recorriendo distintos lugares de la patagonia además y que es parte de una tradición familiar itinerante que ha llevado diversión a grandes y chicos, donde Silvana y su hermana Natalia son quienes se dedican a la actividad del parque de diversiones.

La empresaria señaló que la situación es muy preocupante para hoy en día cerca de 20 trabajadores que desempeñan tareas en el parque y tienen que llevar el sustento a sus respectivas familias en Las Heras y en Puerto San Julian: “estamos desde el 17 de marzo sin poder funcionar, varados en la localidad de Las Heras en un terreno municipal, en este momento hemos quedado diez personas entre ellas dos niños una nena de seis años que es mi hija y una bebe de nueve  meses que es hijo de un trabajador del parque, es una situación muy difícil, somos el parque a lo cual mucha gente dicen que somos los que lleva el viento, pero no es cierto con este coronavirus nos hemos dado cuenta, se cayó el mito, pero hoy con esta pandemia y no poder hacer nada y ver la empresa familiar desmoronarse es muy triste”.

La empresaria expreso que están sobreviviendo, sin ingresos prácticamente a pesar de que en la localidad de Las Heras ya se han comenzado activar algunas actividades y en una ciudad donde tan solo hay tres casos aislados,  son días duros manifiesta la entrevistada habida cuenta que teniendo en cuenta el distanciamiento y otras medidas se han presentado protocolos para trabajar al Gobierno provincial, la actividad del parque sigue sin funcionar.

Venta de minutas y copos de nieve son algunas de las salidas para poder subsistir, donde incluso Silvana ha tenido que vender un automóvil y un grupo electrógeno para subistir en estos siete meses.  Con idas y vueltas la empresa de diversión a esperado una respuesta a una posible apertura, sin que hasta el momento haya tenido respuesta de parte del gobierno provincial, pese a que se armó todo un protocolo con información, alcohol en gel en el acceso a cada uno de los juegos, lavamanos portátiles, las medidas correspondientes en los trabajadores que operan las maquinas, con un aforo controlado. Pese a estas medidas la respuesta no llega y la preocupación de Silvana y su empresa familiar crece. “Quiero decirle a la gobernadora que somos una empresa santacruceña que tenga empatía, pagamos los impuestos provinciales, que son muy altos, estamos desde hace treinta años pagamos el 6%  de nuestros ingresos a rentas de la provincia y hoy no tenemos ninguna forma e retribución ni subsidio estamos a la buena de Dios, lo único que pedimos es que nos dejen trabajar dignamente, no necesitamos pedir, nosotros con  abrir con todas las medidas volvemos a revivir, entendemos el contexto de la pandemia”.

Asimismo Casali se refirió que en provincias como La Pampa y Río Negro, Entre Ríos se ha efectuado la apertura de parques de diversiones y calesitas, por lo que la familia Casali espera una respuesta de las autoridades provinciales para poder retomar con todos los recaudos su actividad del parque de diversiones en las localidades de Las Heras y Puerto San Julián en una actividad ya tradicional de diversión para toda la familia.

El Diario Nuevo Día