Pedro Mansilla, secretario general del SOEM Río Gallegos, explicó la situación sobre su terreno en el barrio El Faro

Lo hizo en diálogo con Radio Nuevo Día 100.9, señalando que lo adquirió de manera legal y cumpliendo todos los requisitos. Manifestó que la casa del IDUV que figura a su nombre es habitada por su ex esposa e hijos y que el sólo se encarga de pagar las cuotas.
viernes, 23 de octubre de 2020 · 19:18

Revuelo causó esta semana, la publicación en redes sociales la noticia de que pedro Mansilla, seretario general del SOEM, tenía un terreno en el barrio El Faro, donde vecinos señalan que han existido entregas irregulares en el final de la gestión municipal de Roberto Giubetich. 

En diálogo con Radio Nuevo Día 100.9, el dirigente gremial explicó que su entrega no fue realizada de manera ilegal y que su nombre en otra propiedad de la ciudad obedece a una cuestión familiar. 

"El trabajador municipal que me conoce sabe cuál es mi realidad. Tal vez por eso no generó tanta inquietud dentro de los municipales, a excepción de algunos que especulan con eso para cargar tintas sobre mi persona pero nada más lejano a la realidad", manifestó.

Dijo que su caso obedece a una cuestión familiar y no de irregularidades. "Tal vez alguna radio piensa que de esa manera lleva más audiencia. No es mi caso, hablar de los temas personales no me paree lo más correcto pero si es para llevar mayor claridad no tengo problemas en hacerlo", indicó y señaló que el inmueble que se die que era de su propiedad es donde viven su ex mujer y su hijos. Indicó que en el acuerdo de divorcio se hizo cargo de las cuotas ante el IDUV e impuestos municipales., y por ello sigue figurando su nombre.

"Una radio publicó a título de escándalo que yo tenía otro departamento pero omitió explicar que fue parte de un acuerdo de divorcio de hace 10 años", señaló.

Indicó que en  dónde vive actualmente es un terreno fiscal que le prestó su hija mayor donde emplazó una casa prefabricada, pero que al tener que desalojarlo, pidió el terreno en el barrio el Faro.

Con respecto a ese predio manifestó: "Lo único que puedo decir es que cumplí con todos los requisitos habidos y por haber, sin ocultar nada. De hecho la cuota del terreno la estoy haciendo por descuento en mi recibo de haberes, así que cualquier municipal puede tener acceso a la información”.

"No tengo porque negarlo. no cometí ningún delito ni nada por el estilo. Creo que a veces se exagera en la información. Llegué a leer en una publicación, que ‘Giubetich y Grasso favorecían al dirigente sindical’ como si yo fuese Al Capone”, analizó.

“Estoy dentro de los marcos de las ordenanzas, tal vez el gran pecado es la zona que me tocó, pero en ese momento es lo que había disponible", señaló y dijo que hay medios de comunicación que buscaron atacarlo con eso.

"Solo tengo un terreno fiscal, es algo dentro de lo que cualquier vecino puede llegar a tener. Las cosas están más que claras. No hay ninguna casa rara ni escondida acá”, expresó.

(El Diario Nuevo Día)