COVID-19 y superficies: las respuestas a las dudas más frecuentes

¿Cuánto tiempo permanece realmente el virus en los objetos que tocamos? ¿Hay más riesgo de contagio con los billetes? La visión a Infobae de la investigadora y especialista en microbiología Sofía Yasky.
lunes, 26 de octubre de 2020 · 12:02

Desde la irrupción de la enfermedad COVID-19 en nuestras vidas, ciertos conceptos ya forman parte de nuestro día a día. Por ejemplo, es parte del paisaje urbano que las personas se movilicen con tapaboca, buscando mantener distancia de al menos 2 metros con los demás y evitando tocar objetos. Esta realidad distópica que algunos denominan “nueva normalidad” busca poner un freno a la propagación del SARS-CoV-2, virus que según cifras de la Universidad Johns Hopkins causó más de 42,7 millones de casos confirmados a nivel global, más de 1,1 millones de muertos y contabiliza 28,8 millones de pacientes recuperados en todo el mundo.

Las superficies fueron siempre un tema de debate, preocupación y motivo de estudio. De acuerdo a estudios interpretados por este medio a fines de agosto, la supervivencia prolongada del virus en las superficies en otoño podría “contribuir potencialmente a que surjan nuevos brotes”, escribió el equipo dirigido por Juergen Richt, profesor de microbiología veterinaria en la Universidad Estatal de Kansas, en un artículo no revisado por pares publicado en el sitio web de preprint bioRxiv.org.

A su vez, el coronavirus que causa la COVID-19 puede sobrevivir al menos 28 días en superficies como el plástico o el acero a una temperatura de 20 grados Celsius, según una investigación de la agencia científica australiana Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO) publicado en la revista científica Virology Journal y explicado por Infobae.

En este contexto Infobae entrevistó a Sofía Yasky, ingeniera en alimentos y máster en Innovación Alimentaria y Diseño de Producto, quien en el ámbito académico se desempeña como docente e investigadora de las materias de microbiología general y laboratorio de microbiología de los alimentos en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). La científica es experta en los microorganismos presentes en las distintas superficies y despejó las dudas en relación a los interrogantes que rodean esta vía de contagio:

—¿Es posible que el virus SARS-CoV-2 sobreviva en superficies durante varias horas?

—Hay unas investigaciones muy recientes que han salido publicadas en Virology Journal, que indican que el virus puede estar activo en superficies durante un tiempo mayor al que esperábamos. Esto fue tal vez una alerta para nosotros que no lo teníamos tan en cuenta.

—¿Qué hay que saber sobre esta investigación?

—Es una investigación a escala de laboratorio, que se ha hecho en condiciones muy controladas, virus friendly, esto quiere decir que son óptimas para este virus, hechas en completa oscuridad, con temperatura y humedad controladas, y es por ello que en distintas superficies, especialmente lisas, se ha mantenido durante más días de lo que nosotros veníamos escuchando en otras investigaciones.

—¿En qué superficie se probó?

—En billetes, en algunos vidrios por ejemplo los que tienen nuestros celulares y en acero inoxidable, superficies lisas. Sin embargo, tenemos que pensar que esto se ha hecho en condiciones muy controladas, que no se asemejan tanto al mundo real, a las situaciones de la realidad.

Informaron sobre la situación en los billetes

—Y según concluye este estudio, ¿cuántas horas puede llegar a sobrevivir el nuevo coronavirus?

—La conclusión a la que llegó este estudio es que (el SARS-CoV-2) puede en algunas superficies lisas mantenerse durante 28 días.

—Si nosotros pensamos que esto fue realizado en estas condiciones tan controladas de laboratorio, que no se asemejan tanto a la realidad, no quiere decir que en un billete que nosotros podamos utilizar e intercambiar esté el virus presente durante 28 días.

—Si hablamos de temperaturas mayores, si hablamos de temperaturas un poco mayores, de 40° C, únicamente dura cuestión de un día como máximo. También sabemos que nosotros no estamos en completa oscuridad, entonces las condiciones van variando y la permanencia que podemos tener de este virus en los objetos es mucho menor.

—¿Se recomienda el uso de guantes? ¿O es contraproducente?

—El uso de guantes tanto para esta situación como para cualquier otra se puede utilizar pero es muy importante hacer un recambio. ¿Qué es lo que pasa? A veces uno cuando uno se pone los guantes se tranquiliza, piensa que está protegido porque tiene los guantes. Pero en realidad, por una cuestión de multiplicación posible de microorganismos, es importante hacer un cambio y cuando los utilizamos cambiarlos cada 20/30 minutos. En realidad por esto es más recomendable hacer un buen lavado de manos que utilizar tantos guantes.

—Utilizando tantas horas seguidas un tapabocas, ¿se pueden acumular en él bacterias, virus y/o microorganismos nocivos para la salud?

—Es posible que puedan crecer otro tipo de microorganismos dado a que al tener colocado el tapabocas tenemos una situación de mayor humedad y una temperatura cercana a la corporal. Por eso es importante utilizarlo en la medida que nosotros lo necesitemos: cuando estemos expuestos fuera de casa, en una reunión y sea necesario utilizarlo por ejemplo en el trabajo, etc. Pero luego sí es recomendable sacarlo, cambiarlo, higienizarlo también. Se han hecho estudios no puntualmente sobre mascarillas pero sí sobre telas, algodón, y en superficies porosas particularmente, este virus dura menos que en las que son lisas.

—¿Qué sucede en particular con los billetes?

—Es posible que nosotros encontremos si analizamos un billete distintos tipos de microorganismos, pero esto no quiere decir que todos ellos produzcan enfermedades. Hay que hacer análisis específicos. Una de las cosas que podemos recomendar también es utilizar medios más modernos de pago -como el contactless o las tarjetas- para disminuir el contacto con los billetes. Sin embargo, si nosotros mantenemos un buen lavado de manos reduce el riesgo al margen de utilizarlos o no de tener posibilidades de tener alguna infección con algún microorganismo o algún virus.

—¿Cuáles son las principales vías de contagio comprobadas científicamente?

—Podemos estar seguros que las vías de contagio principales son a través de una persona que tose, que estornuda, que habla. La interacción o la infección a través del contacto de una superficie es algo que es mucho menos probable.

—¿En este sentido, cuáles son las recomendaciones para cuidarnos de exponernos al contagio?

—Nuestra recomendación es siempre la misma ante esta situación: que las personas se laven las manos por lo menos durante 20 segundos, es decir, si nosotros cantamos hacia adentro la canción del cumpleaños feliz, ahí habrán pasado 20 segundos. Siempre que estornudemos o tosamos lo hagamos en un pañuelito descartable o si no tenemos lo hagamos en el pliegue del codo y por supuesto que evitemos o intentemos tocarnos la cara.

—¿Y cómo podemos manejarnos con las superficies?

—Como medida extra es una buena práctica limpiar las superficies que utilizamos con periodicidad, nuestro celular o cosas que utilicemos con mucha frecuencia, siempre viene bien que las limpiemos. Pero no quiere decir, a pesar de estos nuevos datos publicados, que tengamos un riesgo mayor a través de superficies que puedan tener una infección, contraer el virus.

—¿Qué productos o soluciones recomienda para la limpieza?

—Esta desinfección o limpieza se puede realizar con una solución de alcohol y agua. Acá siempre recomendamos colocar 70% de alcohol; o una solución de agua con lavandina o algún desinfectante que se pueda encontrar en algún supermercado; también pueden ser esas toallitas húmedas que vienen con infectante incorporado, que nos pueden servir para desinfectar las superficies. Es importante mantenerlo durante un tiempo de exposición, al menos 20 segundos, para que podamos estar seguros de que la limpieza fue efectiva.

—¿Los aerosoles o micropartículas suspendidas en el aire son una importante vía de contagio?

—Lo que sabemos hasta el momento es que a través de esas micropartículas que pueden estar presentes en el aire pueden durar alrededor de 3 horas. Entonces también es muy importante como medida preventiva por ejemplo utilizar tapaboca para disminuir la probabilidad de que estas micropartículas estén presentes en el aire.

—¿Se sabe que porcentaje de los casos por COVID-19 se propagan por superficies o por micropartículas al toser, hablar fuerte y/o estornudar o por aerosoles?

—No hay un registro en porcentaje de dónde pudo haber venido la infección. Sí se sabe que la probabilidad o la posibilidad de tener un contagio a través de un contacto con una superficie es mucho mucho menor que la que podemos tener en el caso de una persona que estornuda, nos habla o nos tose.

Fuente: infobae.com