En detalle: los planes para implementar GNC desde La Quiaca a Río Gallegos

En una extensa entrevista, María Fernanda Martínez, Gerenta de Gas Natural Vehicular del ente regulador, comentó la estrategia del organismo para desarrollar corredores verdes donde camiones puedan trasladarse a gas. Serán clave las más de 2.000 bocas de expendio a GNC que hay en el país.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 22:38

Desde el desembarco de Federico Bernal como interventor del Ente Nacional de Regulación del Gas (ENARGAS), la entidad puso al GNC como uno de los pilares para el desarrollo vehicular del país.

“La industria del GNC y el GNL agregan valor y generan mucha mano de obra porque cruzan a varias industrias, favorecen a las economías regionales y motorizan las exportaciones con desarrollo”, destacó oportunamente el referente del ente sobre este tema.

Para ahondar al respecto, surtidores.com.ar mantuvo una entrevista con María Fernanda Martínez, Gerenta de Gas Natural Vehicular del ENARGAS.

Allí, la experta comenta el plan de desarrollo que tiene el organismo para el transporte pesado y destaca el rol de las expendedoras, donde hay más de 2.000 que ofrecen GNC. “Nuestro país es el que mayor cantidad de Estaciones de Carga presenta en Sudamérica y además también ostenta la más amplia distribución territorial, comparable con países desarrollados”, resalta. Anticipa que durante este mes se empezará a avanzar en protocolos para habilitar a Estaciones de Servicio la carga de “alto caudal” para el transporte pesado.

¿Qué potencialidad tiene Argentina en cuanto al GNC?

Argentina ha logrado una amplia difusión del uso del gas natural mediante la conversión de sus vehículos a GNC desde la década del 80.

En tal sentido, se proyecta estimular una mayor demanda de este insumo que presenta una ventaja comparativa, y además encadena un desarrollo de valor agregado en la fabricación de surtidores, compresores, cilindros, en la industria automotriz y metalmecánica y también en la ingeniería local.

Las Estaciones de Carga (EC) de GNC conforman una amplia distribución de aprovisionamiento de gas con destino vehicular, las cuales se encuentran ampliamente distribuidas espacialmente, representando una capilaridad profusa de la red, que puede ser plenamente utilizada a los fines de intensificar el uso del gas en el transporte terrestre y fluvial.

Actualmente se cuenta con más de 2.000 Estaciones de Carga de GNC, que abastecen a más de 20 provincias de Argentina, incluida CABA. En este marco, se aprovisionan más de 500 localidades y ciudades, situación que dará paso a la constitución de un “Corredor Verde de GNC” que, aprovechando los beneficios de las infraestructuras disponibles, dotará a nuestro país de un energético menos contaminante en término de emisiones y mucho más competitivo en términos de costos.

Martínez: “Hay una tendencia mundial a migrar hacia el gas natural como combustible vehicular en el transporte”

Su cobertura podría extenderse en las zonas de Argentina que mayor circulación y tránsito pesado de mercancías presentan, y asimismo permitirá incorporar de forma efectiva al Noreste y a la Patagonia a este nuevo proceso de integración espacial.

En un marco de análisis, el ENARGAS ha estudiado concretamente la posibilidad de generar un corredor con distancias entre punto y punto de carga de GNC de un orden (no mayor) de los 350 kilómetros, con resultados al extremo positivos.

Este hecho permitiría garantizar la autonomía para el funcionamiento de los vehículos que transitan largas distancias en las rutas nacionales. Así, existiría la posibilidad de que un camión pesado recorra desde La Quiaca hasta Río Gallegos propulsado a GNC. También se podrá unir el trayecto binacional de transporte pesado que va hacia Brasil y Chile.

En la cuestión que nos ocupa, cabe señalar que el ENARGAS ha adquirido en estos últimos años nuevas actividades vinculadas con las nuevas tecnologías de uso del GNC & GNL en medios de transporte diversos.

Así, se ha promovido la implementación del gas en varios proyectos con destino al transporte público de pasajeros (Buses a GNC), camiones recolectores de residuos (a GNC) y camiones propulsados a GNL y también a GNC.

¿Qué normativas se han impulsado y en qué instancias se encuentra la modificatoria a la NAG 418, que habilita a Estaciones de Carga de “alto caudal” para el transporte pesado?

El ENARGAS elaboró la NAG 451, correspondiente al Procedimiento para la habilitación de vehículos importados, propulsados mediante el uso del gas natural (GNC y GNL), que se encuentra vigente desde 2019.

Actualmente la NAG 452, relativa al Procedimiento para la habilitación de vehículos producidos en Territorio Nacional, propulsados mediante el uso de gas natural (GNC y GNL), se encuentra finalizada y próxima a entrar en vigor.

Ahora se continúa con la labor de desarrollar Normativas Técnicas relativas a: i) regular técnicamente el diseño, la construcción y la operación de los puntos de repostaje criogénico, y ii) los criterios relativos a la Carga de GNC de alto caudal, destinada a camiones y buses de mayor porte, que requieren de un aumento en el flujo de carga, o de otras alternativas disponibles.

La propuesta es diseñar un “Corredor Azul de repostaje de GNL” y un “Corredor Verde de repostaje de GNC”, a lo largo de toda la extensión geográfica del país. El potencial existe y la tecnología está disponible, la suerte consiste en coordinar el mercado a los fines de alcanzar este logro cuanto antes.

Actualmente se está avanzando en desarrollar un “Procedimiento para la Carga de Camiones en Estaciones de GNC Existentes”. El objetivo es delimitar un conjunto de elementos relativos a las condiciones físicas para garantizar el desplazamiento y el repostaje de los camiones o buses, con su correspondiente compatibilidad de carga. Ello permitirá delimitar y señalizar el Corredor Verde.

Paralelamente, se convalidarán las primeras inversiones destinadas a la instalación de surtidores de alto caudal, cuya prueba piloto constituirá el antecedente necesario para elevar una nueva norma y permitirá darle entidad a la continuidad del proceso de modernización del sector.

Los transportes propulsados con motores que utilizan gas natural como combustible, se ofrecen como una alternativa viable en nuestro Territorio Nacional, tanto por la disponibilidad de ese combustible gaseoso, como por la extensión de sus redes de distribución y despacho. Su uso traería aparejado una reducción notoria de la emisión de ruidos, gases tóxicos, de efecto invernadero, y material particulado, mejorando de esa forma la condición de vida de la población.

Asimismo, el desarrollo tecnológico alcanzado, aplicado al funcionamiento de los motores de combustión interna utilizados en el transporte, permite lograr un control de dicha combustión. Lo cual además de sus virtudes ecológicas permite un uso racional de los recursos energéticos.

En ese sentido, vale destacar la tendencia mundial a migrar hacia el gas natural como combustible vehicular en el transporte, por sus condiciones hacia una mayor descarbonización.

Países como España, Alemania, Italia y Estados Unidos están lanzando cada vez más unidades propulsadas con gas natural, para reemplazar el uso de las naftas y el gasoil, por sus características contaminantes. Las normas europeas ya incluyen requerimientos hacia 2021 para alcanzar una transición hacia el gas tanto en vehículos, transporte público como bunkering destinado a buques y carriers.

Sabemos que funcionarán mesas de trabajo para esta actualización. ¿Cómo será la dinámica y quiénes participarán?

Desde el ENARGAS hemos convocado varias mesas de trabajo, producto de ellas se ha avanzado de forma eficaz en el campo automotriz. Usualmente se aborda el desarrollo de normativas y de proyectos en forma mancomunada, con la creación de Grupos de Trabajo coordinados y supervisados por el ENARGAS, en su carácter de Autoridad Competente.

El conjunto de reuniones es abierto, pero se convoca a los interesados directos y a los técnicos especializados a los fines de resultar operativos. El tratamiento constituye un antecedente para la elaboración de las Normas. Es así que los temas son estudiados, debatidos y consensuados entre todas las partes, previo a su Consulta Pública.

La convocatoria de tratamiento de Normas siempre es amplia e incluye al sector privado, al sector público y a las empresas reguladas.

La primera Mesa Técnica 2020 será virtual y estará destinada elaborar: a) un “Procedimiento para la carga de GNC en Camiones en Estaciones Existentes” y, b) la delimitación de la Norma a aplicar en el tratamiento de los surtidores y las infraestructuras de Alto Caudal.

Será convocada este mes (octubre), con un temario previamente elaborado que permitirá definir documentos escritos y de esa forma obrar en consecuencia y en forma rápida.

¿Qué modificaciones deberán realizar las expendedoras que quieran proveer el servicio de GNC a camiones?

Los temas relativos a las consideraciones para garantizar una carga segura de GNC en camiones y buses, será considerada conforme la evaluación y el estudio de, entre otros, los siguientes puntos:

* Utilización de calles municipales, avenidas o rutas en la que se ubica la Estación de Carga.
* Espacio para ingreso y aparcamiento para la carga evitando la interferencia de sendero o vereda de circulación peatonal u otros carriles.
* Carril de circulación con espacio suficiente para efectuar maniobras.
* Ubicación de surtidor dentro de la playa.
* Espacio entre surtidores.

¿En qué momento cree que se habilitarán bocas de expendio para la carga en “alto caudal”?  

Se adecuará conforme la aplicación de Normativas Internacionales. A partir de las primeras experiencias piloto que se aprueben, se procederá adecuar su Consulta Pública.

De esta manera, se permite el avance de todos los proyectos minimizando los plazos de su puesta en práctica, acompañando su rápida aplicación y desarrollo normativo.

Respecto al corredor verde que están desarrollando, ¿está en los planes que se siga expandiendo?

Está previsto que el Corredor Verde se amplíe a zonas urbanas y localidades, de forma de incluir no solamente a la carga de camiones, sino a los vehículos de transporte de residuos y buses urbanos e interurbanos, que requerirán de Estaciones de GNC, con otras particularidades de localización y logística.

Cabe mencionar que conforme estimaciones, la demanda de gas para propulsión, podría alcanzar los 23,28 millones de metros cúbicos diarios, en los próximos 5 a 10 años.

Nótese que, simplemente promoviendo el uso del gas en el transporte, se disminuiría la importación de combustibles líquidos, así como también mejorarían las cuestiones ambientales y la eficiencia en la utilización de la energía a muy bajo costo operativo, con un diferencial mayor al -50 por ciento. (Surtidores.com)