Municipio realizó un importante despliegue para hacer frente a la urgencia climática

Durante gran parte de la noche y toda la jornada de hoy, personal de la Municipalidad de Río Gallegos estuvo abocado a tareas de saneamiento y desagote de calles que se vieron afectadas por las fuertes lluvias. Se trabajó en conjunto con Vialidad Provincial, Defensa Civil y Servicios Públicos.
jueves, 5 de noviembre de 2020 · 20:02

 Ante el alerta por fuertes lluvias, diferentes áreas de la Secretaría de Obras Públicas y Urbanismo, con el apoyo de Tránsito Municipal, habían organizado un plan de contingencia que se activó en horas de la noche de ayer. La rápida respuesta y el trabajo articulado permitieron que no se produzcan grandes inconvenientes para los vecinos, destacándose que el personal municipal trabajó casi sin parar desde la noche del miércoles y continuaba hoy a la tarde con las últimas labores.

El operativo desplegado entre ayer y hoy por la Municipalidad de Río Gallegos para enfrentar la emergencia climática contó con la participación de trabajadores de las direcciones de Obras Viales, Mantenimiento de Redes Pluviocloacales, Espacios Verdes, Saneamiento Ambiental, Talleres, Servicios Generales y Tránsito Municipal, además del apoyo de áreas de la Secretaría de Desarrollo Comunitario y la colaboración de Vialidad Provincial, Servicios Públicos y Defensa Civil.

Las distintas cuadrillas, con apoyo de camiones y maquinaria municipal y en conjunto con Servicios Públicos, Vialidad Provincial, Defensa Civil y otras áreas de gobierno, realizaron bombeo de agua en las calles afectadas, a la vez que recorrieron los barrios para detectar situaciones de urgencia y asistieron a algunos vecinos que sufrieron el ingreso de agua a sus hogares.

El intendente Pablo Grasso participó anoche de las tareas, que fueron coordinadas en conjunto por las autoridades de la Secretaría de Obras Públicas e involucraron a decenas de agentes de distintos sectores. Al respecto, se destacó la predisposición del empleado municipal, que en muchos casos se ofreció voluntariamente para formar parte de los equipos de trabajo.

Las zonas más afectadas fueron la esquina de Zapiola y Vélez Sarsfield, la calle Tucumán, la esquina del Gimnasio 17 de Octubre, una parte de la calle Monseñor Magliano y toda la calle Mendioroz, en cercanías del Hospital Regional. A media mañana ya muchas calles habían recuperado la normalidad, mientras que las zonas más complicadas, como la calle Mendioroz, aun no podían ser transitadas pero se esperaba que para la noche o primeras horas del viernes ya esté todo en condiciones. Por otra parte, barrios como el San Benito, Bicentenario y alrededores no presentaron situaciones de gravedad.