Testimonios de un primer vuelo de terror en Santa Cruz

Horas después de la llegada del primer viaje comercial a la capital de Santa Cruz, pasajeros y familiares contaron lo improvisado que estuvo todo por parte de las autoridades de Salud. La mayoría se retiró del albergue del CePARD.
jueves, 5 de noviembre de 2020 · 09:27

Increíble es lo que sucedió ayer por la tarde con el primer vuelo comercial que arribó a Santa Cruz en etapa de aislamiento.

En este caso, el programa “La Otra Gestión”, que se emite por Radio Nuevo Día, realizó un programa especial en el que habló con un pasajero y la mamá de otra pasajera para Nelly Huenchur, mamá de una pasajera.

Se trata de Nelly Guenchur, quien recibió a su hija, y Pablo Filipo, pasajero del vuelo que llegó ayer 13.40 a Río Gallegos.

Nelly contó que vino su hija Martina y su sobrina, quien vive en Piedra Buena y llegó como uno de los pasajeros del interior.

Ella contó que este vuelo estaba complicado por todo lo que ya conocemos y la última reprogramación había sido porque Aerolíneas entendí que había provincias que iban a pedir un PCR para los pasajeros y por eso este vuelo, que iba a ser el 28 se reprogramó para ayer, porque la provincia pedía el PCR, aunque finalmente no se pidió.

“Nosotros averiguamos dónde se lo podía hacer mi hija, pero extraoficialmente nos enteramos después que no iban a pedir ese PRC. A último momento, nos enteramos que mediante un memo suspendían el pedido del PCR y sólo pedían una declaración jurada”, indicó Nelly, en lo que fue el principio de una gran desorganización.

“Hubo una chica que se lo pagó dos veces y finalmente se enteró que no lo pedían, y eso era algo que se puede evitar”, indicó.

También contó que ayer al mediodía, la llamaron am i hija diciéndole que no iba a hacer la cuarentena en la casa porque habían designado un lugar para hacerla.

“Nadie sabía nada, por lo que agarré el auto y recorrí toda la ciudad por todos los entes que funcionaban en esto y nadie sabía nada. Ahí me enteré que había un COE municipal, y también fui al albergue municipal, que es muy lindo para los deportistas, pero tampoco tenían conocimiento de si alguien se iba a alojar ahí. Todo el mundo trataba de saber dónde se iban a alojar y nadie lo sabía, hasta que una persona de seguridad del albergue me confirmó que iban a alojarlos ahí. A las ocho de la noche me enteré donde iban a ir”, relató.

Luego agregó indignada, que no podía creer el nivel de improvisación: “No es que este vuelo apareció de sorpresa, sino que hace meses que se está programando

Contó que llegaron 170 personas, de las cuales 96 eran de Río Gallegos y el resto del interior y arrojó un increíble testimonio de lo sucedido con su sobrina.

“Mi sobrina llegó a Piedra Buena en una combi de Puerto Santa Cruz y tenía que esperarla una ambulancia y llegaron, pero no estaba la ambulancia y la dejaron ahí en la ruta, por lo que mi hermana fue con el auto a buscarla. Entonces, ¿así cuidamos a los santacruceños? La acompañó la camioneta de Gendarmería aseguró.

EL FINAL
Por su parte, Pablo contó que una vez en el CePARD, se encontraron con una situación preocupante, lejos de ser la ideal para evitar contagios, por lo que decidieron irse del lugar.

“Nos fuimos. Se fue un montón de gente, donde quedó muy poca gente. Habían preparado almuerzo, pero una habitación con tres cuchetas, en una habitación pequeña, no tiene distancia social”, aseguró.

Entre otras cosas, sostuvo: “Era un gran lío en el cual se metía a la gente. Era una cuarentena para el contagio, no para la prevención.” 

Pablo indicó que “estaban los dos funcionarios del ministerio de salud” y que todos los pasajeros arribados les entregaron sus cartitas “como si fuera un formulario para la escapatoria y luego se llamaron un taxi o remisse.” 

“Parecía el entorno de la privación ilegítima de la libertad. Estaban controlando que no nos fuéramos, amenazando con que estaba la policía. Los funcionarios de salud deberían haber estado en el aeropuerto haciendo los chequeos como se hace en todo el mundo”, afirmó. (El Diario Nuevo Día)
 

Galería de fotos