Se realizó un reunión con vecinos del Barrio Ayres Argentinos por la obra del agua en el sector

El intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, se reunió con vecinos del barrio Ayres Argentinos, quienes hace un tiempo vienen planteando la necesidad de empezar a solucionar los inconvenientes que tienen con el suministro del agua en ese sector.
domingo, 17 de enero de 2021 · 09:10

Si bien se ha realizado oportunamente por el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV) un pozo de captación, el mismo aún no ha avanzado en la vinculación a las redes.

En el lugar, el intendente estuvo acompañado por el gerente de Gestión Territorial de Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE), Héctor Aburto, quien manifestó que “estamos acompañando al jefe comunal por pedido de la gobernadora, y ahora mismo nos ubicamos en un pozo de captacion de agua que fue hecho en su momento a través del IDUV para preparar y articular lo que será la vnculación a la red. A este sector queremos darle impulso, mayor presión de agua, porque todos sabemos que tenemos un problema bastante complicado con la presión en la ciudad y en este sector se nota mucho”.

Aburto añadió que “han crecido mucho éste y otros barrios de nuestra ciudad, entonces estamos por un lado armando pozos de captación para impulsar a la red y por otro tratando de gestionar un camión adicional para colaborar en forma conjunta con los vecinos a los que todavía no les pasa la red, o no tienen presión, hasta que realmente se pueda ir mejorando el servicio”.

También el funcionario dijo que “en los próximos días vamos a tener una nueva reunión con los vecinos, pero se han comprado todos los materiales para empezar en cuanto se pueda con la obra”.

Por otro lado, Daniel Baker, titular de la junta vecinal del barrio, agradeció la presencia del intendente y lamentó que “si bien ahora tenemos una captación que inyecta agua a la red, todavía el barrio está muy lejos los caños troncales y demás”.

Baker dijo que la intención pasa por “empezar a mover esta obra porque el barrio está pasando una sequía impresionante, hay muy poca presión además, y los vecinos necesitan el agua”, dijo.

Según el dirigente, desde la empresa les han dicho que la obra es en dos etapas “una de 400 metros hasta la calle 32 y otra de 500 metros más. Nos dijeron que están todos los materiales, pero bueno, esperemos que se pueda comenzar la obra”, señaló.

Baker también contó que, en principio, “la primera etapa no tendría que demandar mucho tiempo”, y que “esta semana seguiremos avanzando para ver si se pueden destrabar algunos papeles, porque los materiales están”, insistió.

En ese barrio, el dirigente contó que viven actualmente alrededor de 500 familias, es decir un número superior a las 2000 personas.