El pedido desesperado de un nieto al PAMI por un stent para su abuelo

Leonardo Álvarez es de Río Gallegos pero se encuentra en 28 de Noviembre cuidando a su abuelo que sufre de cáncer. En diálogo con Radio Nuevo Día contó que necesita de la rápida llegada de un stent para que su abuelo pueda ser operado. La burocracia y el error en un pedido del PAMI demora la llegada del elemento vital.
jueves, 21 de enero de 2021 · 12:40

José Omero Álvarez tiene 75 años y se encuentra en un delicado estado de salud. Fue diagnosticado de cáncer y hoy pelea por su vida. Su nieto, Leonardo Álvarez es de Río Gallegos y se encuentra cuidándolo en 28 de Noviembre. Lugar al que llegó luego de una verdadera odisea que tuvo que pasar producto de los protocolos que le exigían para arribar a la cuenca carbonífera.

En diálogo con Radio Nuevo Día Leo contó que su abuelo, el año pasado, "tuvo varias operaciones" ya que tenía "piedras en el hígado y en la vesícula, le cortaron un pedazo de hígado y tuvo una buena recuperación". Lamentablemente "dos semanas después se descompuso y empezó a recaer", por lo que fue trasladado al hospital SAMIC de El Calafate.

Allí "le detectaron cáncer, le hicieron chequeos y le encontraron una obstrucción en la vesícula que no deja segregar la bilis". Es por esto que se solicitó este stent para poder "abrir el conducto que esta obstruido".

José es jubilado de YCRT y tiene PAMI. Es por eso que se realizó el pedido de este elemento pero "la primera vez surgió un inconveniente porque el PAMI compró uno que no era y con todo ese tiempo del trámite burocrático había pasado un mes y medio". Ahora "hubo que realizar otra vez todo el papeleo y recién el martes se pudo realizar el nuevo pedido". Leonardo contó que hasta evaluaron con su familia comprar el stent ellos mismos, porque cada día que pasa es un día perdido para la salud de su abuelo.

Tal es así que el parte médico de hoy jueves indicaba que el abuelo "tiene la presión muy baja, y nos dijeron que si no levantaba esa presión no había nada por hacer, pero no bajamos los brazos, lo urgente es que llegue el stent y que lo operen".