De terror: La CSS vuelve a abandonar a los pacientes oncológicos en Santa Cruz

La obra social de la provincia, ahora a cargo de Favio Vásquez, sigue demostrando terribles falencias aún en tiempos de pandemia, abandonando a su suerte a pacientes con tratamientos obligatorios. Faltan medicamentos y nadie informa absolutamente nada. A la buena de Dios.
jueves, 7 de enero de 2021 · 09:06

Interminable es la historia de errores y falencias de la Caja de Servicios Sociales, donde los interventores siguen pasando y los problemas se quedan, demostrando una incapacidad preocupante en cada uno de los elegidos por el gobierno de la provincia.

La obra social, que iba a ser normalizada el año pasado, sigue intervenida y con una conducción lamentable que ahora abandona nuevamente a su suerte a los pacientes oncológicos, entre otros, en tiempos de pandemia, negando los medicamentos en tiempo y forma para tratamientos que no pueden ser interrumpidos.

En este caso, los medicamentos no llegan o lo hacen con más de un mes de retraso y los pacientes no reciben respuesta de las autoridades a cargo, y ni siquiera de un número de Whatsapp a cargo, donde los encargados dejan a la gente a la espera de respuestas con la indignación y la impotencia que ello genera.

El interventor, Fabio Vásquez

2966-626026 es el número de Whatsapp presentado por la deficiente obra social, que no sirve porque "hay que rogar por una respuestas", según indicaron los pacientes a Nuevo Día en las últimas horas.

Como si esto fuera poco, los pacientes también contaron a Nuevo Día que la obra social adquiere medicamentos genéricos, en algunos casos con variantes en lso resultados finales, para gastar menos dinero, en lo que es otra clara muestra de lo poco que le importa a Favio Vásquez y al gobierno sus afiliados.

Tampoco habla del tema el Ministro de Salud de la provincia, Claudio García, quien seguramente ni siquiera está al tanto de lo que pasa con la salud de la provincia y una obra social siempre incapaz de responder ante la salud de sus afiliados, mientras la gobernadora mira desde afuera sin ser capaz de solucionar el problema de una obra social intervenida y deficitaria. (El Diario Nuevo Día)