Permisionario explicó como es la modalidad de compras en la Zona Franca de Río Gallegos

Este lunes 18 de octubre quedó inaugurado el primer centro comercial libre de impuestos del país, a pocos kilómetros de Río Gallegos. El recinto abierto para el público en general contará con empresas de varios rubros en productos importados. Horarios, funcionamiento, cuánto puedo gastar, qué pasa con la compra de autos y cómo controlan los gastos.
martes, 19 de octubre de 2021 · 21:52

Para conocer en detalles el funcionamiento del recinto franco, Minuto Fueguino consultó a Paulino Rossi, apoderado de un local comercial de electrónica en la Zona Franca Patagónica.

“Es un proyecto de hace mucho tiempo estaba pendiente, sumado a la prórroga del subrégimen de promoción industrial en Tierra del Fuego .

Son dos excelentes noticias para el desarrollo económico del sur”, manifestó el ex concejal de Río Grande respecto a las dos noticias de transcendencia de la jornada de este lunes.

Cabe destacar que el espacio comercial fue concesionado por el Estado provincial a la empresa London Supply, que también controla la Zona Franca de Puerto Iguazú (Misiones) y que es dueña de la cadena de fiambrerías Valenti.

“Son conocidos en Tierra del Fuego por ser los titulares de Atlántico Sur, son los locales más grandes dentro de la zona franca y a su vez hay otros locales de línea blanca, indumentaria deportiva, juguetería entre otros”, añadió en tal sentido Rossi.

“Es un pequeño Shopping para que la gente pueda hacer compras de productos importados sin pagar ningún impuesto”, y destacó que para la compra hay dos tipos de franquicia, uno para los habitantes de Santa Cruz y para consumidores nacionales, “la franquicia es de 600 dólares mensuales por persona del régimen general”.

Y destacó, “es decir, un fueguino que pase por la zona franca puede comprar hasta 600 dólares oficiales, los grupos familiares pueden sumar sus franquicias para una compra mayor. En caso de los menores de 16 años, esa franquicia se reducirá en un 50% y será de 300 dólares”.

En cambio, el santacruceño tendrá la posibilidad de adelantar sus franquicias hasta 4 meses. Esto quiere decir que podrá juntar hasta 2.400 dólares (600 dólares x 4 meses).

Vehículos 

Podrán comprar vehículos quienes tengan una residencia mínima de 2 años en la provincia de Santa Cruz. Eso deberá acreditarse mediante un certificado de domicilio que surja del DNI.

Los valores máximos de los vehículos (nacionales o importados) que se podrán comprar con el beneficio serán de 5.000 dólares para motos, 25 mil dólares para autos y 40 mil para pick-ups. Cada grupo familiar podrá comprar un auto 0km en Zona Franca sólo cada cinco años. 

Los consumidores podrán adquirir un auto cada 5 años.

“Los precios están publicados en dólar oficial y se cobra en pesos al dólar oficial del día. Se puede comprar con tarjeta de crédito en cuotas, cada comercio tiene distintas promociones con cada uno de los bancos”, dijo Rossi en ese sentido.

Haciendo una comparativa entre la compra de productos importados en la zona franca de Punta Arenas y Rio Gallegos en un mismo producto, por ejemplo un teléfono celular de última tecnología, se le debe sumar al valor total una carga impositiva del 35% por compras en dólares en una sola cuota en el territorio chileno.

En la zona franca santacruceña existe la posibilidad de comprar en tarjeta de crédito en cuotas sin la necesidad de pagar un recargo reglamentado por la AFIP.

“Los precios en electrónica son más baratos que ir a comprar a Punta Arenas, son precios muy competitivos a nivel nacional con la ventaja de comprarlos en pesos, además hay productos que no consiguen en el mercado local, como todo lo que es tecnología de última que siempre se tarda en llegar al país. La zona franca tiene flexibilidad para la libre importación de todo lo que es tecnología y videos juegos de consumo masivo”, aseguró.

A diferencia de lo que sucede al volver de Punta Arenas, que el excedente del consumo permitido era abonado en forma de multa al pasar por el control de Aduana en las fronteras, en la Zona Franca de Río Gallegos no existirá esa posibilidad. Cada consumidor deberá respetar el gasto de 600 dólares por mes, esto quiere decir que el sistema que se utilizará para controlar el uso de las franquicias no permitirá que se supere ese monto. 

“Es lo mismo que cuando compras un producto en cualquier parte del país, porque son productos que están nacionalizados, no tiene ninguna formalidad, no se tiene que pagar nada, son de libre disponibilidad para todo el territorio argentino”.

Por ultimo aclaró un requisito indispensable para la compra, “la persona debe retirar físicamente de la zona franca el producto, no se pueden hacer envíos o compras por la web, porque todos los beneficiarios cuando facturan lo hacen a través de un sistema que está controlado en tiempo real”.

Será a través de un sistema informático por el cual los comercios registrarán las ventas realizadas. Allí figurarán los datos de los
compradores según su DNI. Eso implicará el cumplimiento estricto del uso correcto de la franquicia. Luego, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) utilizará ese registro elaborado como base de consulta y control . minutofueguino.com