Ley de Etiquetado Frontal: cuáles son sus tres ejes centrales

La Ley de Promoción de la Alimentación Saludable fue aprobada recientemente y el Poder Ejecutivo tendrá un plazo de 90 días para su reglamentación. En diálogo con Radio Nuevo Día, la nutricionista Virginia Zanetti brindó detalles de esta normativa que busca reducir el consumo de productos alimenticios ultraprocesados en Argentina.
sábado, 30 de octubre de 2021 · 18:51

El pasado 26 de octubre la Cámara de Diputados de la Nación sancionó la Ley de Etiquetado Frontal luego de una sesión maratónico

El Poder Ejecutivo tendrá 90 días para su reglamentación. Además, las pymes y cooperativas populares pueden exceder el límite de implementación en un plazo no mayor de los 12 meses, con posibilidad de una prórroga de 180 días ante casos de justificación de motivos pertinentes.

Radio Nuevo Día 100.9 se comunicó con la nutricionista Virginia Zanetti, quien brindó detalles de esta normativa que busca reducir el consumo de productos alimenticios ultraprocesados en Argentina.

La licenciada remarcó que la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, conocida popularmente como de “Etiquetado Frontal”, tendrá tres ejes centrales al momento de su implementación:

- El primero es el de informar a la población sobre los nutrientes críticos en los envases de los productos con octógonos negros y visibles. Tomando como referencia el Modelo de Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la ley advertirá cuántas grasas, azúcar y/o sodio tienen los productos que están en las góndolas.

Indicó que estos octógonos se colocarán únicamente en las bebidas sin alcohol y alimentos ultraprocesados que resultan nocivos para la salud. 

"Lo que provocó este aumento desmedido de la obesidad en niños y adolescentes ha sido el consumo masivo de comida industrializada que por sus agregados no es saludable. Compramos pensando que tienen determinados beneficios y no es así”, expresó.

Asimismo, precisó que el azúcar y la yerba mate no contarán con una advertencia ya que poseen compuestos de origen natural.

- Otro de sus ejes consiste en la protección de la alimentación en los entornos escolares. A partir de la promulgación de esta normativa, se deberán incorporar contenidos mínimos sobre educación alimentaria nutricional en el nivel inicial, primario y secundario.

De igual modo, se prohibirá la venta, promoción o patrocinio en kioscos escolares de aquellos productos que contengan al menos 1 sello de advertencia.

A propósito, Zanetti manifestó: "Es para que vayamos formando consumidores informados que sean capaces de demandar al mercado alimentos más saludables y tengan más conciencia a la hora de elegir”.

- El tercer aspecto fundamental de la ley, es el de regular la publicidad en alimentos especialmente dirigidos a niños y adolescentes. 

“Van a ser retiradas aquellas imágenes, dibujos o personajes del deporte que promuevan alimentos ultraprocesados, de tal manera que si decidimos comprar sea por lo que verdaderamente contiene", subrayó.

Comentó que dicha medida se logró incorporar en varios países de América Latina, tales como Chile, México y Uruguay. 

“Es una línea de trabajo que trasciende lo nacional y deviene de organismos internacionales que permanentemente hacen diagnósticos de nuestra región y delimitan líneas de acción en función de lo que se observa”, señaló.

A su vez, destacó que en los países donde se ha instrumentado esta política se produjo un “efecto de reformulación” ya que las empresas debieron modificar la composición de sus productos para mantener sus publicidades.

"Por supuesto que una sola medida no va a poder dar solución a un problema tan complejo como es la malnutrición, tanto por exceso como por déficit, pero sí es la puerta de ingreso para estas medidas", dijo Zanetti. 

 

Por otra parte, la nutricionista recomendó a la comunidad evitar o disminuir el consumo de alimentos que contengan dos octógonos de advertencia en adelante.

"No vamos a poder prescindir de forma abrupta de todos esos alimentos. Esta iniciativa viene a generar un cambio que va a ser gradual", aseveró.

Afirmó que la Asociación Santacruceña de Nutricionistas de la cual forma parte, propone otras medidas para garantizar una alimentación saludable a la población. Una de ellas es la de tratar de producir alimentos locales que "se puedan conseguir a mejor precio y tengan una mayor calidad en cuanto a nutrientes".

“Hay que volver a la política de alentar el desarrollo local de productos y desalentar lo que ha sido tan industrializado que se transforma en algo adictivo. Eso ha dejado su huella a nivel fisiológico y cuesta desprenderse si no tenemos la información adecuada”, declaró.

Para finalizar, indicó que las personas que estén interesadas en conocer las diversas propuestas y actividades que realiza la Asociación Santacruceña de Nutricionistas, pueden acceder a la página de Facebook "ASdeN".

(El Diario Nuevo Día)