Consumos problemáticos: Municipio se sumará a mesas de trabajo para avanzar con el programa “Amigo”

Este mediodía, en la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia del Municipio, el intendente Pablo Grasso y la titular del área, Julia Chalub, recibieron al secretario de Estado de Abordaje Integral de Problemáticas de Consumo y Comportamiento de la Provincia, Néstor López, quien presentó el programa “Amigo”, al que la Municipalidad va a adherir.
miércoles, 17 de noviembre de 2021 · 20:29

Cabe señalar que esta Secretaría Provincial impulsa acciones específicas para hacer frente a las situaciones de consumo problemático que existen en Santa Cruz. El Programa “Amigo” busca hacer frente a estas problemáticas que viven las comunidades, con la intención de trabajar en el abordaje integral en el territorio.

Tras el encuentro, Julia Chalub explicó que el programa consiste “en abordar las problemáticas de consumo de manera integral, donde el Municipio va a formar parte de este programa. La idea es formar mesas de trabajo que permitan desarrollar distintas actividades en los diferentes ámbitos de la comuna”.

La funcionaria insistió en que “la idea es adherir al programa” y “generar otros espacios de discusión, de abordaje de las problemáticas y trabajar en conjunto”, apuntó.

Entre tanto, Néstor López, quien además es licenciado en Psicología, especialista en Salud Social y Comunitaria, contó: “Venimos para sumar al Municipio al programa Amigo, conformar mesas donde se pueda hablar de los consumos problemáticos y las formas de dar y constituir una respuesta colectiva para la comunidad”.

El Secretario detalló que “el programa vincula a las áreas de Salud como de Desarrollo para trabajar en forma coordinada con los municipios y comenzar a tomar decisiones. Hablar sobre cómo nos atraviesa los consumos problemáticos, entendiéndolos desde las dimensiones complejas del ser humano; donde muchas veces interpretamos que tenemos solamente consumo de una sola sustancia pero, de pronto, hemos establecido una relación con ella y la estamos usando para mitigar y gestionar emociones que nos desorganizan. De esto a veces no se habla, pero son los trasfondos que se encuentran”.

Sostuvo que “hoy la Ley de Salud Mental nos pide no generar espacios de internación, sino buscar espacios donde la comunidad participe de manera coordinada, con diferentes dispositivos que puedan ir dando respuesta a cada una de las problemáticas que surgen en el territorio”.

Entre tanto “el objetivo de esas mesas de trabajo es comenzar a hablar sobre los consumos problemáticos en general, que también son conductuales, no solamente de sustancias. Son conductuales y a veces esta situación la vemos en la relación que tenemos con las nuevas virtualidades donde, de pronto, nos encontramos un semáforo en rojo y vemos a la gente con las pantallas conectadas. Vemos la mayoría de las personas en reuniones conectadas con un celular; entonces también está esto, al igual que está el componente del tabaquismo, que lo consideramos una adicción que tiene una cantidad de toxicidad tremenda”.

La idea, asimismo, señaló López que pasa por “hablar del consumo en general, sobre cómo nos relacionamos con la sustancia, para qué la usamos. Adolescentes, adultos, y personas de la tercera edad también, porque hay otro componente aquí, y es el de la psicofarmacología, donde, de pronto, se enojan quizás con un joven que consume alcohol pero vemos que algunas personas, abuelos, tienen en su ropero o mesa de luz una farmacia de medicamentos. Entonces poder también cuestionar todo ese consumo que, evidentemente, tiene sus efectos secundarios y nadie lo quiere aceptar después”, concluyó.