"Hay un grupo que se victimiza y reclama fuera de la sede de la UOCRA de Río Gallegos pero no quiere trabajar"

Así lo señalaron integrantes de la actual gestión del Sindicato de la Construcción, tras disturbios ocurridos la semana pasada, en diálogo con Radio Nuevo Día 100.9. Defendieron a la actual gestión y brindaron números estimativos sobre el números de desocupados en el rubro.
miércoles, 3 de noviembre de 2021 · 19:34

Durante los últimos días, hubo disturbios en las afueras de la sede de la UOCRA, por internas entre la conducción y los afiliados.

Durante esta jornada, el móvil de Radio Nuevo Día 100.9, charló con colaboradores de la actual gestión de Mateo Suarez y Rubén Molina, quienes dirigen los destinos del sindicato de la construcción en Santa Cruz.

Matias señaló: “Ellos dicen que vienen a hacer una protesta pacíficamente y el otro día los encontraron con una bolsa llena de piedras y palos. Así no se viene a hacer una protesta pacífica”

Fabián, por su parte, indicó: “Los conflictos a través de los chicos autodenominados "La banda" se le dio oportunidad de trabajo a través de varias empresas pero no quieren trabajar, quieren cobrar un artículo”.

“Todo el tiempo vienen con conflictos. La semana pasada hubo piedrazos y disturbios afuera del gremio. Mateo Suárez y Rubén Molina les dieron oportunidad de trabajo y una mano económicamente pero siguen generando disturbio ensuciando el nombre  de nuestros dirigentes”, agregó.

“Ellos vinieron con carteles a ensuciar la gestión de Molina, Cuando se han peleado puestos y han ingresado personas a trabajar.  Hoy los trabajadores ingresan ‘en blanco’ y con obra social, pero estaban acostumbrados a trabajar en negro y pedirle coimas a las empresas. Antes un trabajador venia y lo hacían esperar horas y horas en la sede”, manifestó.

“Hay un muchacho que dice que anda haciendo los dirigentes hacen las cosas mal y él y  andaba cobrando artículo en una empresa sin trabajar. Ahora que se quieren hacer las cosas bien esta gente viene a meter trabas. Vienen con piedras amenazan gente”, dijo y agregó: “Ellos quedan victimizados como que vienen a pedir trabajo pero la realidad es otra, estos tipos no quieren trabajar”

En cuanto a números, señalaron que hay aproximadamente 700 desocupados registrados en la construcción en la provincia que  están “ a la espera de que se normalice el tema de las represas para ir ingresando gente”, razón por la cual Suárez y Molina se encuentran negociando en Buenos Aires.

(El Diario Nuevo Día)