Echan abajo parte de la Historia de Río Gallegos: demuelen el "Castillo Rivera" que está frente a la ciudad

El mismo se encuentra frente a Río Gallegos, solitario en la estepa. Se pudo ver en imágenes aéreas que está siendo destruido.
sábado, 4 de diciembre de 2021 · 18:49

Enigmático como lleno de historia, así es el Castillo Rivera que se ubica "del otro lado de la ría", frente a la ciudad de Río Gallegos.

Este castillo de estilo victoria, también conocido como "Villa Victoria", fue erigido allí a inicios del 1900 por Victoriano Rivera, a quien se le asignaron lotes de terreno en el lugar, la estancia "Bahía", y que hizo traer desde España costosos materiales. 

Era otra la realidad de Santa Cruz y de Río Gallegos, cuando los habitantes eran muy pocos. Sin embargo, la presencia de familias acaudaladas, relacionadas a los negocios rurales, se hacía notar. 

Con el tiempo, el lugar quedó abandonado y miles son las leyendas urbanas que se han echado a correr respecto al lugar. 

"Se decía que las familias ricas de la ciudad cruzaban el rio en barcazas a la noche para asistir a fiestas elitistas, con un cierto encanto "Mason". Imagínense trajes de gala, vestidos elegantes, máscaras, música de salón y sin faltar las prostitutas, todo un rito de los ricos", cuenta Hipólito Alonso en el sitio Patagonia, Diario Digital, con fotos del lugar sobre las leyendas urbanas que se tejieron durante años.  

"¿Que pasó con esa familia y esa casa? A ciencia cierta no lo sé, ni los lugareños se han percatado de su historia. Sólo me han dicho que eran cuatri hijos: 2 varones y 2 mujeres, y que en un arrebato de poder, los integrantes acabaron con su vida", analiza en otro tramo de su observación.

Lo cierto es que el Castillo ha sido motivo de admiración y visitas de quienes han arribado al lugar o lo han visto sobrevolando la zona. Su estructura contrasta con la estepa vacía y su soledad. Es un vestigio de las primeras poblaciones europeas en el lugar. 

El edificio se encuentra en un predio privado, y quizás por ello no ha podido ser declarado como un patrimonio histórico. Hace algunos días se ha podido observar (a través de imágenes aéreas) que lamentablemente está siendo demolido. 

Allí, junto a los pocos árboles que lo acompañan, está cayendo parte de la historia de la región. (El Diario Nuevo Día)