"La Dirección del Hospital de Río Gallegos y la Supervisión de Enfermería siguen con su métodos mafiosos persiguiendo a los trabajadores"

Así lo señaló Mario Campero, integrante de los Enfermeros Autoconvocados, que señaló que fue sancionado tras el reclamo. En diálogo con Radio Nuevo Día 100.9 dijo que el área de Salud siguen atacando a los enfermeros y no hay acompañamiento de los gremios.
sábado, 29 de mayo de 2021 · 19:38

El enfermero Mario Campero trabaja en el Hogar Falucho de lunes a lunes desde las 22:00 horas hasta las 06:00 cumpliendo un régimen de 13 guardias mensuales.  

Mario denunció en el Ministerio de Trabajo de la Provincia que fue informado verbalmente del cambio de guardias agregándosele   a las que ya realizaba 5 más llegando a un total de 18 por mes. 

En este marco  el trabajador de la salud  informó a sus superiores  que al no ser notificado por escrito del cambio de guardia seguiría con el régimen de trabajo que venía realizando.  Por ello fue sancionado por no cumplir una orden de la que no fue debidamente notificada por los superiores a quien denunció  en el mismo Ministerio por persecución.

Sobre esta situación dialogó con Radio Nuevo Día 100.9 y brindó detalles. 

“Nos están persiguiendo por ser autoconvocados y reclamar los derechos que tenemos. Este tipo de gente es de terror, persiguen a trabajadores y los presionan. La dirección del hospital y supervisión de enfermería siguen con sus formas mafiosas persiguiendo”, expresó

Señaló que su jefa de servicio le envió un mensaje para que se acerque a Recursos Humanos donde le dijeron que tenía dos dais de suspensión y descuento de sueldo de tres días, señalándole que había faltado al servicio y no avisar.

“Ellos lo que hicieron fue modificar las condiciones de trabajo. Aumentaron la cantidad de guardias sin ningún tipo de documentación, avisándome de palabra. Diciéndome que iba a trabajar más guardias por el mimo sueldo. Yo me la veia venir porque habían sancionado a compañeros con sumarios”, indicó.  

"Esta gente trabaja así. Son gente perseguidora por lo que era de esperar que pasen estas cosas”, agregó

“Tengo una cantidad de años en la profesión y nunca me encontré con situaciones como las de ahora. Esta gente es terrible”, dijo y luego criticó a la conducción sindical de salud. “Todos los gremios son unos lamebotas. Son detestables, no se preocupan por el trabajador. Después que me sancionaron ni me llamaron para ver qué pasó”, fustigó.

(El Diario Nuevo Día) 

Más de