Un clásico para el fin de semana: la receta de las tortas fritas

Pueda o no llover este sábado o domingo, nada mejor para disfrutar de una tarde en familia, con unos buenos mates, de las clásicas tortas fritas. Acá la receta original y algunas variantes.
viernes, 11 de junio de 2021 · 08:26

Las tortas fritas son un clásico. Lleva pocos ingredientes y son de preparación rápida para el desayuno o merienda. Seguí el paso a paso de este manjar para deleitar a la familia.

Tortas fritas con harina leudante

Ingredientes
- ½ kilo de harina leudante
- 1 cucharada sopera de grasa vacuna o mantequilla
- 1 vaso de agua templada
- ½ cucharada de sal
- Aceite de girasol

Cómo se hacen las tortas fritas

-Colocá la harina en un recipiente en forma de corona para agregar en el centro la sal, la grasa o mantequilla y el agua templada. Mezclá muy bien con una cuchara o con ayuda de tus manos hasta obtener una masa suave y homogénea.

-Envolvé la masa en un paño y dejá descansar aproximadamente 15-30 minutos fuera de la nevera. Dividí la masa de las tortas fritas en bollos de igual tamaño y estirá cada uno de ellos con un palote hasta que queden finos. Procedé  a hacerles un hueco en el centro para que entre el aceite cuando se frían y se cocinen mucho más rápido.

-Dejá las tortas fritas sobre un paño mientras colocás abundante aceite en una sartén. Cuando esté caliente, freí las tortas de a una con cuidado de no quemarte hasta que se doren de ambos lados. Para ello, deberás darlas vuelta durante la cocción. Retirá con una pinza y dejá escurrir en papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

- En caso de desearlo se puede espolvorear las tortas fritas con azúcar, doblarlas y consumirlas calentitas. Para saber si el aceite está caliente, lo que podés hacer es echar un poquito de masa antes de colocar las tortitas, y si empieza a burbujear (no humear) es porque ya está a punto para freír. 

Tortas fritas esponjosas

Si las queremos más gorditas y esponjosas, la recomendación es hacerlas con solo harina leudante. En ealgunas recetas nos sugiere con ambas harinas, común y leudante, pero si nos gustan más elevadas es mejor solo con leudante.
Cuando la grasa es nueva probablemente largue mucho olor, para evitar esto se puede agregar algunas cáscaras chicas de limón a la grasa para suavizar el olor fuerte.