Enfermeros autoconvocados denuncian xenofobia de policías y trabajadores de tránsito municipal

El grupo de enfermeros Autoconvocados del hospital regional repudiaron duramente el accionar policial y de agentes de la división tránsito municipal para con su compañero Sebastián Barrientos quien sufrió apremios ilegales.
lunes, 21 de junio de 2021 · 19:32

Luego de ser golpeado tras salir del turno que cumplió en el Hospital Regional de Río Gallegos el enfermero ,Sebastián Barrientos, fue respaldado por el  conjunto del autodenominado enfermeros autoconvocados quienes  emitieron un duro comunicado en el que, denuncian xenofobia por parte de quienes llevaron adelante la golpiza y detención del trabajador de salud. 

“Este Domingo y siendo el día del Padre y en momentos en que nuestro colega enfermero Sebastián Barrientos, salía de trabajar a las 06:00 de terapia intensiva, es detenido mediante agresión  y conducido por la policía a la comisaría 6°, en dicho lugar sufrió torturas, golpes, vejaciones, humillaciones y burlas. Estos delincuentes con uniformes, se burlaban y lo saludaron por el día del padre, le decían que se parara como hombre cuando estaba golpeado y hasta le dijeron que  suerte que no se dieron cuenta que era "Chileno traidor" porque  ahí si lo mataban”, denunciaron los trabajadores de salud.

 
“No le importó que fuese enfermero, ni que salía de trabajar de terapia intensiva, sólo les molestó en su repugnante intolerancia que fuese chileno”, marcaron. 

“No fue x el DNU, ni por los papeles del auto ni por el seguro, fue xenofobia y repudiamos totalmente este abuso de autoridad y maltrato a nuestro colega porque nada justifica lo ocurrido ni con personal municipal y sus actitudes despectivas y violentas ni la de la policía que supera todo límite de respeto a los derechos constitucionales y humanos de cualquier ciudadano y principalmente un personal esencial que se moviliza en horarios atípicos por su trabajo en salud”, remarcaron.

Y agregaron además que “Barrientos, tenía documentación y seguro del vehículo cargado en el celular que se quedó la policía.  Es por eso que  los enfermeros autoconvocados exigimos sumario y castigo a los responsables y que  se termine la impunidad policial y de los agentes de tránsito municipal. Pedimos y exigimos garantías para ir y venir tranquilos en los horario que cumplimos”, concluyeron los trabajadores de la salud. Diario Nuevo Día