Sin respuestas, transportistas de las Represas protestan en Casa de Gobierno

Una docena de colectivos llegaron esta madrugada a Río Gallegos y se estacionaron frente al edificio público. Exigen que el Gobierno provincial intervenga en la solución del conflicto.
martes, 22 de junio de 2021 · 08:26

Al cumplirse una semana del inicio del reclamo, los choferes de empresas de transporte afectados al servicio de traslado de personal de las represas decidieron viajar a Río Gallegos y estacionar los colectivos frente a la Casa de Gobierno de Santa Cruz. Los empresarios también participan de la protesta.

La medida fue decidida ante la falta de intervención de las autoridades provinciales para solucionar el conflicto, generado ante la falta de pago de la UTE a los proveedores del servicio, que ya hace tres meses no pueden pagar el sueldo a sus empleados, entre ellos los choferes.

 “Hemos decidido con los choferes y empresarios hacer un reclamo pacífico a la Casa de Gobierno así nos atiende la Gobernadora, para que interceda sobre nuestro reclamo. No nos vamos a ir hasta que no tengamos una respuesta. Tenemos que hacer esto porque no somos escuchados en esta provincia”, afirma en un video Roberto Bucarey, vocero de los choferes.

El reclamo se inició en la mañana del pasado martes 15 de junio, cuando choferes decidieron bloquear el acceso a la represa La Barrancosa, medida que se extendió a la ruta provincial N°9 y que continúa hasta ahora, con el apoyo y la participación de los empresarios nucleados en la entidad CAPASUR.

Desde un primer momento, los choferes pidieron la intervención del Ministerio de Trabajo de la provincia y criticaron a su titular, Teodoro Camino, por no responder a ese pedido ni interesarse por la situación.

Por otra parte anoche se produjo un incidente en La Barrancosa, cuando un un inspector de obra intentó ingresar a la represa por un camino alternativo y fue interceptado por los manifestantes, quienes afirman que ya sabía que no podía ingresar por el corte.  En el hecho debieron intervenir los policías que están apostados en el lugar. (Fuente: Ahora Calafate)