Asado "low cost": los mejores consejos y cortes de carne para llevar a la parrilla

Con estas piezas en lugar de las tradicionales se puede armar una comida igual de rica y darle un alivio al bolsillo en tiempos complicados. Conocé todos los detalles.
miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 20:43

Mientras la Argentina comienza a dislumbrar el fin de la pandemia del Covid, el golpeado consumo de la carne comienza a levantarse. De la histórica caída al 34,3 kilos de carne por habitante en abril del año pasado, el ministerio de Agricultura y Ganadería hoy registra un promedio de 53,7 kilos; aún no se vuelve a la normalidad, pero los vientos parecerían ser favorables. Sin embargo, la carne todavía está cara, y se nota.

El asado de tira, el vacío, la entraña, la colita de cuadril y el lomo; son los cortes que no pueden faltar en los asados de domingo y, coincidentemente, son los más caros. Con las piezas más populares valoradas alrededor de los $900 pesos por kilo, los argentinos no dispuestos a cerrar sus parrillas comenzaron a buscar nuevas alternativas.

La mujer decidió esperar hasta convencer al resto de su familia para vacunarse.
Antes de morir por Covid, una tiktoker que no se quiso vacunar le rogó a sus seguidores que no repitan su error

¿Qué hace rico un asado? Conocer los secretos detrás de los cortes de carne permiten a los cocineros más estudiados identificar las partes de la vaca que comparten la misma textura y sabor que las piezas más codiciadas, y que se venden a precios oferta. Estas son las alternativas más sabrosas y económicas para reemplazar a los cortes tradicionales:

Cómo preparar el mejor asado "low-cost"

Los cortes de carne más económicos y más sabrosos. Hueso, grasa, marmolado, membrana; son varios los factores que hacen delicioso un corte de carne, y las piezas más populares deben su sabor al delicado balance entre todos ellos. Pero dentro de la vaca existen varios cortes que poseen las mismas características que los favoritos de todos los domingos, basta con saber prepararlos.

Para los fanáticos de un buen costillar, el hueso es fundamental en la parrilla. Si se quiere ahorrar en las reuniones familiares sin dejar de darse el gustito, se recomienda la falda. Con más grasa y huesos más anchos que la costilla, es un corte sabroso que desprende un olor irresistible cuando se cocina a la parrilla. Un poco de salsa barbacoa y nada de cubiertos, esta económica pieza se come con la mano. Con los precios de septiembre, un kilo cuesta apenas $437,17 pesos.

La marucha, un corte magro ideal para el asado en familia. Para reemplazar a los cortes magros como el bife de chorizo y colita de cuadril, podemos utilizar la marucha. Desprendida de la paleta, este corte está protegido por una gruesa capa de grasa que esconde una tira de carne con mucho músculo. Ideal para hacer sándwiches a la parrilla, se recomienda prepararla jugosa y embeberla un poco en aceite de oliva antes de poner a las brasas. Por kilo, hoy la encontrás a $509 pesos.

Para completar el asado, el carnicero Hernán Mendez de la Proveeduria Piaf listó algunos favoritos en el sitio oficial del negocio vacuno: corazón de cuadril, flat irom, tapa de ojo de bife y, sobre todo, la punta de espalda. "Todos estos cortes están en la zona media de la res y todos están pegados a los clásicos parrilleros. Por eso son el equivalente de entraña, vacío, ojo de bife, bife angosto…. Son cortes que están construidos muscularmente parecidos a estos cortes que se han popularizado tanto", explicó el experto.

Más de