Instituto alemán captó un estallido de nubes noctilucentes con una cámara instalada en Río Gallegos

El martes 25 de enero los cielos sobre Argentina repentinamente se llenaron de nubes noctilucentes y una cámara de video en Río Gallegos registró el estallido.

Escrito en LOCALES el

"¡Qué sorpresa!" dice Gerd Baumgarten del Instituto Leibniz de Física Atmosférica de Alemania, quien opera esta cámara remota para monitorear los cielos del sur en busca de eventos inusuales. "No hemos visto NLC en todo el año. Ahora, de repente, son muy brillantes". Todo ocurrió durante el 24 de enero de 2022.

 

 

Las nubes noctilucentes (Noctilucent Clouds, NLC) son las nubes más altas de la Tierra. Se forman cuando volutas de vapor de agua se elevan desde los polos hasta el borde del espacio. El agua que se cristaliza alrededor de motas de polvo de meteorito crea las estructuras de color azul eléctrico. Las NLC son, literalmente, humo de meteorito helado.

Normalmente, en esta época del año, las NLC están confinadas dentro del círculo polar antártico. Así que es una sorpresa verlos irrumpir en latitudes medias del sur; Río Gallegos está en 51.6º S.

Para confirmar que estas son realmente NLC, Natalie Kaifler del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) hizo un análisis a las nubes usando un radar láser (lidar) en Río Grande. Los ecos regresaron desde 85 km sobre la superficie de la Tierra.

¿De dónde vienen estas nubes?

Tal vez Tonga. La erupción del volcán Hunga Tonga–Hunga Ha?apai el 15 de enero arrojó una columna de ceniza, dióxido de azufre y (esta es la parte importante) vapor de agua de más de 55 km de altura. Baumgarten y otros están investigando la posibilidad de que el agua del volcán haya llegado a la mesosfera, creando un estallido de nubes noctilucentes. Estén atentos para más información. (Tiempo.com)