Miércoles 14 de Diciembre de  2022 // 13:54 hs

101 años de los fusilamientos a los obreros de la Patagonia Rebelde

Por Gabriela Ance En Santa Cruz se cumplen 101 años de aquella matanza contra los más de 1500 obreros que habían iniciado grandes huelgas en el sur en defensa de sus derechos y por mejoras en las condiciones de trabajo, huelgas que marcaron la historia de la clase obrera en la región patagónica a ambos lados de la cordillera, en Argentina y Chile las primeras experiencias de organización de los trabajadores a través de la Sociedad Obrera en Rio Gallegos y la Federación Obrera de Magallanes en Punta Arenas.

Escrito en LOCALES el

Por Gabriela Ance

Rescatar la historia que fue ocultada como parte de un plan del Estado Argentino para eliminar cualquier rastro de aquellos acontecimientos que significaron un cimbronazo para el régimen gobernante de la época que temía al avance de la clase obrera identificada con los movimientos de lucha ligados al anarquismo y al socialismo y por las experiencias revolucionarias de la comuna de Paris y la revolución bolchevique, fue un aporte importantísimo de la investigación llevada adelante primero por Osvaldo Bayer en los años 70’.

En los últimos años se han conformado diferentes organizaciones destinadas a recuperar la memoria y reivindicar las huelgas de 1920 y 1921 en todo el territorio de la provincia, desde ya que desde sectores independientes vinculadas a los sindicatos y la izquierda vienen tomando esta bandera en cada aniversario sosteniendo la vigencia de esas luchas y demostrando la conexión con el presente en la constitución de una identidad como clase obrera y sus experiencias de lucha.

Sin embargo el gobierno Provincial de Alicia Kirchner ha implementado la política de apropiación como en otras tantas causas estableciendo el 7 de diciembre como un feriado provincial que debe ser destinado a la conmemoración de las huelgas patagónicas. Desde Prensa Obrera ya hemos caracterizado la política de estatización por parte del kirchnerismo a un proceso que fue claramente anti estatal, denunciando al Gobierno de Hipólito Yrigoyen como responsable de dar las ordenes de represión, persecución y detención de los obreros en el sur hasta su posterior fusilamiento, la Sociedad Obrera que funcionaba a través de asambleas y representación de delegados fue tajante a la hora de denunciar los atropellos del Estado y los estancieros que los sometían a pésimas condiciones laborales.

Desde hace años que se viene haciendo historiografía de Santa Cruz y de estas grandes huelgas de 1920 y 1921, en cada una de ellas se puede leer y entender que existió un plan por parte del Estado para avanzar contra los trabajadores, de ninguna de estas cuestiones se hace eco el Gobierno Provincial reduciendo ese proceso a un simple reclamo laboral con un triste final víctimas de las malas circunstancias.

El 7 de diciembre fue el día de la rendición incondicional de los obreros de la Patagonia luego de sufrir días de persecución por parte del ejército nacional, esta fecha fue elegida por el Gobierno Provincial para conmemorarlos, por otro lado desde las organizaciones que se vincularon con el historiador Osvaldo Bayer sostienen el 8 de diciembre cuando se producen los fusilamientos como el día para llevar adelante los actos en memoria de los obreros, y sosteniendo una bandera de lucha contra el Estado que es el mismo que supieron conocer los huelguistas y contra el cual se organizaban.