Duro testimonio: “Mamá, mi abuelo abusó de mí” fue la frase que una chica guardó durante cinco años

Tenía 8 y 11 años cuando ocurrieron los ataques. A los 16 se animó a contarlo. Recién este mes el hombre va a declarar. “Acá defienden más al abusador que a las víctimas”, dijo la madre. Nuevo Día conoció que la jueza que estaba a cargo, la Doctora Rosana Suárez se excusó de la causa que será tramitada ahora por la doctora Marcela Quintana, del penal 1.
domingo, 11 de octubre de 2020 · 12:19


“Mamá, mi abuelo abusó de mí, él me violó”. A las 7 de la mañana de un día de julio de 2019, Paula Salazar escuchó llorar a su hija de 16 años. Se acercó a la habitación y le preguntó por qué estaba así. “No te lo cuento porque no me vas a creer”, le dijo la chica. Y tras una breve charla pudo convencerla. Entonces llegó la frase que derrumbó a Paula por unos minutos pero que después le dio fuerza para luchar para buscar Justicia.

“Desde esa mañana me propuse tocar todas las puertas. Pero creí que la Justicia me iba a dar una respuesta rápida y me equivoqué. Fue un ir y venir durante un año. Logramos una prohibición de parte del abuelo paterno por 3 meses. Pero sigue libre cuando la jueza Roxana Suárez tiene todas las herramientas para dictarle la prisión preventiva. Pero lamentablemente se cuida más al abusador que al chico abusado", dijo Paula en charla con Clarín.

El hecho ocurrió en Río Gallegos. Los abusos del abuelo paterno a la nena ocurrieron cuando ella tenía entre 8 y 11 años. “Ella contó lo que recuerda porque sigue con un bloqueo. Pero aún no estoy convencida del todo que haya sido por ese tiempo. Tal vez sea más. Y está comprobado que la nena dice la verdad. En todos los exámenes psicológicos, en la cámara Gesell donde declaró. No hay dudas. Ella vivió con esa angustia durante todos estos años porque pensaba que no le íbamos a creer. Cuando le dije que era muy grave lo que me estaba contando me contestó: 'Viste mamá, vos no me crees'. No sabía qué hacer, la abracé fuerte y le dije que sí, que le creía".

El abuelo paterno está ahora acusado de abuso sexual agravado por el vínculo. El año pasado se negó a declarar en las dos oportunidades en que fue citado. Ahora contrató a dos abogados particulares y está citado a declaración indagatoria para el 20 de octubre. Además se dispuso la prohibición de acercamiento por el término de un año.

La mamá le contó a Clarín que en los años que siguieron a los abusos “la nena se mostraba agresiva, con actitudes raras. Además me enfrentaba cuando le decía algo. Me partía el alma. Pero lo que más me lastima internamente es que no me di cuenta de que algo le pasaba. Ella siempre fue cariñosa hasta que le pasó esto tan horrible. Afortunadamente ahora se está recuperando. Y estamos muy juntas con ella y su hermana de 9 años. Además tengo otros tres hermanos que me acompañan, somos muy unidos. Pero esta es una herida muy grande que comenzará a sanar recién cuando este hombre vaya preso por el daño que hizo a mi hija".

La situación de Paula alcanza también a otras madres de la capital de Santa Cruz que días pasados ​​realizó una manifestación para pedirle a la justicia que no cajonee las denuncias de abuso contra menores. “Fuimos 8 madres que nos unimos porque sufrimos la misma situación. Queremos que esto se visibilice y que la justicia deje de mirar para otro lado. Y que no pongan a la pandemia como excusa. La justicia puede trabajar como trabajamos todos nosotros".

La mujer también se quejó por el tratamiento que recibe de parte de la obra social. “Para que me den un psicólogo para la nena me dan un turno con 3 meses de tardanza. Y hasta me piden plata. Yo tuve que pagar 3.000 pesos por semana para que mi nena pueda ser contenida". Paula se refería a la Caja de Servicios Sociales de Santa Cruz, que es la obra social del Estado. "Yo trabajo en el Estado y además tengo otros dos trabajos. Mis nenas están casi todo el día solas. Pero tengo que hacer este sacrificio porque la peleamos solas las tres".

Ya se aclaró que la indagatoria será a través de Zoom. Después, la jueza Suárez decidirá si decreta la prisión preventiva para el hombre o si esperará el juicio oral en libertad. “A veces lo veo pasar por la esquina de mi casa. Además cambia de domicilio en forma constante. Ya no puedo más. Mis noches son para llorar. No puedo cerrar los ojos e imaginar lo que le hicieron a mi nena. Pero pienso que voy a tener que aprender a vivir con este dolor. Al menos hasta que se haga justicia. Y espero que sea pronto".

Nueva jueza

Por otra parte, El Diario Nuevo Día conoció por fuentes judiciales que la causa, que era tramitada en el Juzgado penal 3, a cargo de la doctora Rosana Suárez, ahora pasará a las manos de la magistrada Marcela Quintana, a cargo del Juzgano Penal 1.

Esta situación se conoció luego de que la Doctora Suárez se excusara del trámite judicial. (Fuentes propias y Clarín). 

Galería de fotos