Ocurrió en Río Gallegos: amenazó a su mujer y la justicia dispuso la detención y exclusión del hogar del hombre

Días atrás una mujer se presentó en la Comisaría Quinta llorando porque había tenido problemas con su pareja. En principio, las actuaciones estuvieron a cargo de la dependencia citada y luego la mujer fue trasladada a la División Comisaría de la Mujer donde realizó la correspondiente denuncia.
domingo, 4 de octubre de 2020 · 09:15

Al tomar conocimiento de lo acontecido el personal de la Comisaría Quinta y tras avisar lo acontecido al Juzgado de turno, se solicitó que los efectivos trasladen al supuesto agresor (49) hacia la dependencia, donde debió quedar aprehendido cumplimentando las seis horas legales.
Cuando recuperó la libertad, previo fijar domicilio, se le informó que la justicia había dispuesto la exclusión del hogar y de otras medidas restrictivas que serían notificadas expresamente en lo venidero.

El hecho se suscitó el pasado jueves en horas de la mañana cuando el hombre, aparentemente por celos habría generado una discusión con su mujer (47), que habría ido subiendo de tono hasta que el provocador la amenazó de muerte sino se iba de la casa. La mujer dolida por el momento tenso que había debido soportar abandonó la vivienda de calle Aristizabal al 2400, dejando a sus hijos menores con el padre, presentándose ella en la Comisaría Quinta y entre sollozos pudo contar lo que había sufrido en el ámbito de su hogar con su pareja.
Continuando con el relato de lo sucedido la mujer fue trasladada a la Comisaría de la Mujer y la Familia, donde expuso los hechos, por entenderse que se estaba en presencia de un delito. Previamente fue asistida por el médico policial que posee la dependencia, quien determinó que la mujer no tenía lesiones.

Desde la dependencia se informó sobre el trámite que se había tomado al Juzgado de Instrucción Nº 2 a cargo de la Jueza, Dra. Valeria López Lestón, a la Oficina de Violencia Doméstica y a la Subsecretaria de la Mujer, quienes trabajaron en la contención de la víctima, haciéndole conocer todos sus derechos.
La víctima una vez que se dio cumplimiento a la aprehensión y la exclusión de su marido regresó a la vivienda, ella había quedado provisoriamente en la casa de un familiar reencontrándose con sus hijos, donde la Justicia determinó que debía quedar personal de consigna. (Santa Cruz en el Mundo)