Madre de adolescente golpeado por una patota en Río Gallegos: "El todavía sigue luchando en la Terapia Intensiva y no despierta"

Se trata de Gisella Vera, madre de Matías Bórquez, que permanece internado en grave estado. En diálogo con Radio Nuevo Día 100.9 pidió a la Justicia que actúe rápidamente por el ataque.
martes, 12 de octubre de 2021 · 19:08

Durante el sábado se conoció un violento hecho, en el que una patota atacó con elementos contundentes a un adolescente. 

El  caso  sucedió cerca de las 05:00 de esta madrugada  en calle Tucumán al 900 de Río Gallegos. 

Matías Bórquez,  presentaba lesiones visibles en el sector de la cabeza, con manchas de sangre, motivo por el cual se requirió la presencia de los facultativos del HRRG. Luego de esto, tuvo que ser intervenido  quirúrgicamente e internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) donde permanece en grave estado. 

Sobre esto dialogó Radio Nuevo Día 100.9 con Gisella vera, madre del joven. 

 "El todavía sigue luchando y no despierta, sigue en UTI. Tenemos una rabia tremenda porque la policía no puede actuar a que despierte porque deben esperar a ver que dispone la justicia", señaló. 

Sobre los atacantes, señaló: "Ellos en redes sociales dicen que mi hijo empezó el problema, pero las cámaras muestran otra cosa. Nos dicen que parece que es por una pelea que ellos tuvieron antes y se ve que se juntaron los chicos y habrán planeado para agarrarlo."

"Ayer a las 19.30 fue el último parte y pude entrar a verlo y le están sacando la medicación para ir despertándolo y gracias a dios está respondiendo favorablemente y me reconoció cuando nos vimos, se alteró un poco al verse en esa situación", agregó. 

"Mientras yo trataba de separar, me atacaron, atacaron a mi hijo y a un amigo y un joven le dio un fierrazo y le dijo 'te re cabió el fierrazo gato'. Una vez que yo logré entrar a los chicos, ellos seguían atacando mi casa y la mujer dueña de la casa donde estaban los jóvenes los cubrió, los escondió en su casa y luego les pidió un taxi", relató sobre el enfrentamiento. 

"La primer noche, cuando mostré sus rostros, denunciaron mi publicación y luego recibí una llamada de una supuesta novia de uno de los muchachitos me amenazó que baje la publicación. Estoy agradecida con todo Río Gallegos que nos están acompañando en este difícil momento", dijo sobre lo ocurrido con posterioridad al ataque. 

"Mi hijo no molesta a nadie, quizás en un partido de fútbol pueda haber pasado, pero no justifica nada y en sus 15 años jamás tuvimos un problema. Lo único que pedimos es que la justicia actúe", resumió. 

(El Diario Nuevo Día)