Vicente fue "asesinado en su cama por las ratas que había sacado de las cloacas"

Natacha Schupbach, sobrina de Vicente Maillo, recordó a su tío a 4 años del homicidio. Fue un 16 de noviembre del 2017 y por el crimen la mujer y los dos hijastros purgan una pena de prisión perpetua.
martes, 16 de noviembre de 2021 · 22:32

Natacha Schupbach es sobrina de Vicente Maillo, comerciante que fue asesinado cruelmente en Río Gallegos el 16 de noviembre de 2017 y cuyos principales implicados son quienes formaban parte de su grupo familiar, como su ex esposa y dos hijos. 

Vicente Maillo fue asesinado el 16 de noviembre de 2017. Su esposa, sus dos hijastros y otro hombre a quien se sospecha contrataron para matarlo para quedarse con la herencia estan condenados. También estuvo implicada la suegra, pero falleció y no alcanzó a ser juzgada. 

El recuerdo

Natacha Schupbach, sobrina de Vicente, lo recordó en un posteo en redes sociales: "16 de noviembre de 2017. Luego de meses de planeación Vicente es asesinado en su cama por las ratas que había sacado de las cloacas. Pocos días después todo el horror quedó al descubierto. En marzo de éste año con una condena ejemplar se los sentencia a cadena perpetua a casi todos. Hay cosas que no sé pueden perdonar. Otras dan alivio al alma como dejar huellas imborrables en quienes te quisieron bien".

El Crimen

Vicente Maillo apareció apuñalado en su cama en el marco de un supuesta entradera, hipótesis que se cayó a pedazos enseguida y puso en el foco al círculo íntimo de la víctima.

Vicente le había dado el apellido a José Maximiliano y Luis Gabriel, los dos hijos de su mujer, Claudia Susana Reina. Ellos tres más su abuela, María del Carmen Espiritoso, fueron acusados de haber comenzado a gestar el homicidio el mismo día que el comerciante decidió repartir en vida lo que había heredado de sus padres y de su hermano Ernesto.

Huevos con Alplax

Según consta en la causa, su suegra -quien se adjudicó el homicidio para desligar a su hija y sus nietos aduciendo violencia de género- lo dopó cuando le hizo la cena aquel 15 de noviembre. Le puso Alplax en los huevos rellenos y así, cuando Vicente estaba incapacitado para oponer resistencia fue cuando el sicario lo atacó.

Las cámaras de seguridad ubican a Cristian en la puerta de la casa familiar junto a Claudia, también en una agencia de viajes donde compró el pasaje en avión para regresar a Buenos Aires. 

“Salió de Río Gallegos en el vuelo de las 2.40, justo después de haber cometido el crimen”, indicaron las fuentes pese a que las cámaras de seguridad del aeropuerto santacruceño no funcionaban.

A Cristian lo detuvieron un mes después en Pilar. Cuentan que la mamá del sospechoso, llorando, le gritaba cuando se lo llevaron detenido de su casa de Pilar: “Hijo, decime que no fuiste vos... Yo no te crie para esto”.  

El nexo amoroso como cabo suelto

Dentro de la historia criminal quedó un dato inconcluso. ¿Qué papel jugó Carolina Nacimento?, indicada como novia de uno de los hermanos y posible nexo con el sicario, del que sería amante.

“Estamos convencidos de que ella fue quien los contactó con Cristian (Etchebarne, el presunto sicario) y no sólo eso, también convenció al chico de que siguiera con el plan adelante cuando le confesó que no se animaba a cometer el crimen”, cuentan las fuentes y amplían: “Cristian después de cobrar el dinero por el trabajo, se arrepintió y fue ella quien habría hecho que no desistiera”.

Cuando la Policía de la DDI de Zárate-Campana en compañía de los agentes de DDI Río Gallegos fueron a allanarle la casa a la novia de Luis identificada como Carolina Nacimento, no la encontraron y nada se supo de su paradero. 

“Ella vive en Pilar, como Cristian Etchebarne y según algunos testigos, eran amantes mientras salía con el hijo menor de Maillo, que se había venido a vivir a Buenos Aires a terminar la facultad. Así fue que la conoció”, explicaron.

Durante la investigación se conocieron fotografías de Carolina, que constatarían en el expediente judicial, donde se ve el vehículo en el que Luis Maillo se habría trasladado desde Buenos Aires hacia Río Gallegos, trayendo a Etchebarne.

Luego de una serie de operativos se logró detener a Etchebarne y se lo trasladó a Río Gallegos. Está acusado de ser el sicario al que la familia de Vicente Maillo le pagó 200 mil pesos para dar muerte al comerciante riogalleguense.