Río Gallegos: lo procesaron por la violar reiteradamente a su nieta pero esperará el juicio en libertad

Así sucederá a pesar de que la caratula es muy grave: "Abuso Sexual gravemente ultrajante, reiterado agravado por el vínculo. En diálogo con El Diario Nuevo Día, la madre de la menor denunció que en ocasiones anteriores el acusado violó las restricciones de acercamiento. Anticipó que volverá a las calles a reclamar contra esta medida.
martes, 9 de febrero de 2021 · 18:49

Durante esta jornada, Paula Salazar madre de una niña que habría sido abusada por su abuelo manifestó su indignación ante lo decidido por la Justicia en Río Gallegos.

Desde el juzgado decidieron que J.R. acusado por la violación de su nieta quede en libertad a la espera del juicio en su contra.

La carátula del delito que se le imputa es "Abuso Sexual gravemente ultrajante, reiterado agravado por el vínculo". El expediente también señala que existió un "aprovechamiento de su situación de conviviencia preexistente". Y es que según denunciaron desde el lado de la víctima, los abusos ocurrieron desde que la niña tenía ocho a los once años. 

Al acusado se le trabó un embargo precautorio por $500 mil pesos y que se el practique el examen mental correspondiente. Pero lo que levantó la indignación de la madre fue que se dictaminó que se "procesado sin prisión preventiva", es decir que espere el juicio en libertad.

"Es una locura que con esta caratula lo dejen libre ya podría seguir haciendo daño. No voy a parar hasta verlo preso pagando el daño que le causo a mi hija y a toda nuestra familia", señaló la madre a El Diario Nuevo Día, acerca de la gravedad del caso.

Paula ya había encabezado marchas de familiares de víctimas de abuso sexual que no encuentran respuestas por parte de la Justicia o cuyos procesos se dilatan en el tiempo, algo que se vio potenciado por la paralización a raíz de la emergencia sanitaria.

En esta ocasión mostró su desacuerdo rotundo con esta decisión e indicó que volverá a las calles a reclamar que el acusado vuelva a prisión hasta que se dicte la condena.

La denuncia de este caso se hizo en 2019 y la mujer había denunciado ante la Policía que el imputado había roto en más de una oportunidad la restricción de acercamiento.

(El Diario Nuevo Día)