Para el fiscal el “clan Maillo” mató a Vicente con “premeditación y alevosía”

Para el fiscal, Iván Saldivia , Susana Reina  y sus hijos mataron a Vicente Maillo con “premeditación y alevosía”. La defensa insistió en que ella era víctima de violencia de género. En cuatro días se conocerá la sentencia.
jueves, 18 de marzo de 2021 · 15:03

El fiscal Iván Saldivia pidió este miércoles que condenen a prisión perpetua al "Clan Maillo”, según él mismo lo denominó, por el asesinato del comerciante de Río Gallegos Vicente Maillo (60).

​Para Saldivia, el crimen se llevó a cabo con “premeditación y alevosía”. El pedido de pena alcanza a la viuda del comerciante, Susana Reina (57), sus hijos José (37) y Luis Maillo (27), y al supuesto sicario contratado para ejecutar el plan, Cristian Etchebarne (22).

​El pedido de la pena máxima se hizo en el Salón de Usos Múltiples de la Policía provincial, en Río Gallegos, donde se desarrolla el juicio oral desde el 8 de marzo.

​En tanto, el abogado de la defensa, Carlos Telleldín, insistió en que Reina cometió el asesinato “cansada de la violencia a la que era sometida por su marido”, por lo que pidió la libertad de sus dos hijos y de Etchebarne .

Maillo fue asesinado la noche del 16 de noviembre de 2017 mientras dormía con su esposa en su casa, ubicada en la planta alta de uno de sus bazares en pleno centro de Río Gallegos.

​La hipótesis del fiscal es que tanto Reina como sus hijos y la suegra de Maillo, María del Carmen Espiritoso (83, fallecida en 2019), planearon el crimen porque habían quedado fuera de la herencia del comerciante, dueño de dos bazares.

Para ello contrataron a Etchebarne, quien fue detenido en la provincia de Buenos Aires días después del hecho.

Por otro lado, durante las audiencias se supo que "Luigi", uno de los hijos, llevaba una vida "de rey" en Buenos Aires donde estudiaba. Vicente se habría cansado de esos gastos y habría decidido “cortarle los víveres”, según contaron testigos durante el juicio. Otro elemento que enojó a su familia y generó el plan para asesinarlo.

​Maillo murió tras recibir cuatro puñaladas mientras dormía profundamente. Según la investigación, en la cena le colocaron somníferos. La comida de esa noche fue preparada por Espiritoso, quien antes de morir también se había adjudicado la autoría del crimen.

El caso tomó un giro inesperado cuando el año pasado Reina y sus hijos contrataron al estudio de abogados que conduce Carlos Telleldín, el mismo que estuvo vinculado a la explosión de la sede de la AMIA de lo que fue absuelto el año pasado.

​Según Telleldín, la mujer decidió matar a Maillo cansada de sus infidelidades y el maltrato al que era sometida. “Había violencia física, psíquica y económica”, le dijo a Clarín.

También aseguró que el cuchillo que había utilizado la mujer para cometer el crimen “estaba escondido detrás de la heladera de la casa”.

​Efectivamente, la Justicia encontró dos cuchillos en ese sitio, pero ninguno tenía ADN de Reina. Ahora habrá que esperar cuatro días para saber qué decisión toma el tribunal.