Caso Padrón: "No quedan dudas que discutieron y ella lo mató"

Juan Manuel Francisco Padrón (40) fue asesinado en Río Gallegos. Según su familia, Sofía Ávila (24) siempre lo agredía y él lo ocultaba.
lunes, 8 de marzo de 2021 · 11:41

Juan Manuel Francisco Padrón conoció a Sofía Ávila, 16 años menor que él, en enero de 2020 en Puerto Madryn. Se enamoró perdidamente de ella. Nunca supo que el inicio de esa relación sería el principio de un infierno. Según su familia, ella lo agredía de manera permanente y él lo ocultaba. Todo terminaría en tragedia: este fin de semana él terminó asesinado a puñaladas y Sofía quedó detenida, acusada del crimen.

“Era una muerte anunciada”, le dice ahora a Clarín Marcela Padrón, hermana de la víctima. “Estaba enloquecido por ella, muy enamorado, por eso no denunciaba las agresiones. Siempre minimizaba todo. Tenía la espalda que parecía un mapa de las agresiones que recibía. Ahora estamos devastados y solo pedimos que pague por lo que hizo”, afirma.

El asesinato de Padrón, de 40 años, conmueve a Río Gallegos. El hombre trabajaba como asistente del bloque de concejales de la Unión Cívica Radical (UCR) y tenía una hija. Su novia, de 24 años, trabaja de peluquera, manicura y maquilladora. Según fuentes policiales, le cortó la arteria aorta con un cuchillo y la víctima murió desangrada.

Todo sucedió entre las últimas horas del viernes y los primeros minutos del sábado pasado. Ambos convivían en la casa de la calle Henry Jamieson al 600, en la parte trasera, ya que adelante vive una hermana de la mujer.

Padrón había cobrado su sueldo en la municipalidad de Río Gallegos. Por eso aquella noche fueron a cenar a una parrilla, después al casino y luego a tomar unos tragos en un boliche de la zona céntrica.

“Ella ya estaba muy nerviosa y fuera de sí. Quienes los vieron en la parrilla aseguraron que Sofía ya estaba ebria cuando llegó”, contó a este diario Jovita Vivar, abogada y amiga de la familia de Padrón.

Cuando fueron a la casa, pasada la medianoche, se desencadenó la tragedia. “Todo indica que ella tomó un cuchillo y le dio al menos tres puñaladas. Una le perforó la arteria aorta y en cinco minutos se desangró”, dijo la abogada.

Después, la joven salió dos veces de la casa para pedir ayuda. “Y hasta hizo una llamada. Por eso nosotros no creemos para nada en la versión oficial que dice que ella estaba debajo del cuerpo de Juan Manuel. Todo lo contrario. Lo mató y empezó a tejer coartadas. Y seguramente modificó la escena haciendo un gran desparramo de cosas para simular que hubo una pelea. Pero no fue así. Lo mató y salió”, agregó Vivar.

Según la abogada, “la chica lo venía agrediendo desde hace mucho tiempo, pero él estaba tan enamorado y era tan buena persona que nunca quiso denunciarla”.

“Pedí que Sofía Ávila permanezca detenida, que se secuestren cámaras, celulares y todo lo que pueda aportar a la causa. No quedan dudas que discutieron y ella lo mató. Además, tuvo tiempo suficiente para modificar la escena del crimen”, advirtió.

Su hermana Marcela se lamentó: “Pensar que cuando la conoció, me puse contenta y hasta la utilicé de modelo para una ropa que vendía. Pero ya en noviembre, cuando comenzaron las primeras complicaciones, pensé que esto iba a terminar de la peor manera. Ahora, nuestra gran preocupación es Renata. Por ella vamos a pelear”. Renata, de 8 años, es la hija que Juan Manuel tuvo de otra relación. “Eran sus ojos, estaban siempre juntos”, dijo Marcela.

La pareja se conoció en enero del año pasado. Pero fue una relación con muchas idas y vueltas. Familiares y amigos aseguran que Sofía solía salir con otros hombres. Y al tiempo se amigaba con Juan Manuel. En una de esas reconciliaciones decidieron ir a vivir juntos a la casa donde ocurrieron los hechos.

En noviembre pasado se produjo un grave incidente entre ambos. Juan Manuel llegó a la casa de su madre con el brazo cortado por un botellazo. Era una herida profunda. Fue la misma Sofía la que lo llevó hasta la casa materna. “Acá le dejo a su hijo”, le dijo a la madre. Pero una vez más Juan Manuel minimizó las cosas y no quiso denunciarla. “Yo creo que quedó herido en el brazo para atajar el botellazo que iba a su cabeza. Lo podría haber matado en aquella oportunidad”, comentó Marcela.

Cuando faltaban dos días para que terminara 2020 viajaron a Puerto Madryn para pasar unas vacaciones. A la familia de Padrón les llamó la atención que pasaran varios días sin que él se comunicara. “En Madryn también lo agredió. Tenía toda la espalda cortada. Juan Manuel se vino solo y después a ella la fue a buscar otro hombre y la trajo a Río Gallegos”, expresó Vivar. Ya cuando volvieron las cosas no andaban bien y las discusiones se multiplicaban. Pero Padrón seguía en silencio. Hasta que llegó la noche fatal.

Quienes los vieron el viernes aseguran que la chica estaba bajo los efectos del alcohol o alguna otra sustancia desde temprano. Su abogado defensor le recomendó no declarar. “Según dijo, estaba en estado de shock y no recordaba nada de lo que pasó. Pero son todas estrategias para declararla inimputable. Desde ya que rechazamos esa posibilidad. ¿Puede ser inimputable una persona que después de matar a otra sale a pedir ayuda y hace varias llamadas?, se preguntó la abogada Vivar, quien pidió además que Sofía (madre de una nena de 7 años fruto de otra relación) quede formalmente detenida.

Ahora se espera que declaren testigos y que se hagan todas las pericias en la casa. La causa está a cargo de la jueza penal 3, Rosana Suárez.

El cuerpo de Juan Manuel permanecía en la morgue porque le van a realizar una nueva autopsia. Según sus familiares y amigos, era una persona “bonachona”. Algunos de ellos le habían pedido hace tiempo que terminara con la relación con Sofía. Pero el amor que sentía por esa mujer era más fuerte que todas las agresiones que recibía. Y así fue, hasta su muerte.

Mientras tanto, la UCR de Santa Cruz comunicó "con profundo pesar" la despedida "al correligionario y militante" Padrón.

EMJ - fuente: clarin.com