Un hombre fue denunciado por abuso sexual hace casi 20 años y camina por Río Gallegos sin que la justicia haga nada

Radio Nuevo Día 100.9 dialogó con una de las varias denunciantes que señalan como victimario a este hombre, ex miembro de la policía y propietario de una gomería, sobre quien pesan al menos 5 denuncias distintas por el mismo delito con dos cámaras gesell positivas en su contra, pese a lo cual sigue su vida normal sin que la justicia actúe.
martes, 18 de mayo de 2021 · 18:39

Un hombre de Río Gallegos sobre quien pesan 5 denuncias de abuso sexual, con cámaras gesell que lo incriminan y espera juicio en libertad, incluso conviviendo con una de las víctimas, sin embargo, la justicia sigue sin actuar en resguardo de víctimas y denunciantes.

Una de las víctimas tuvo el valor de contar su vivencia en Radio Nuevo Día 100.9 y además de su verdad, contó la de otras dos víctimas que también denunciaron, aunque a su vez señaló que hay, al menos dos víctimas más que denunciaron al mismo hombre. 

En primer lugar, la joven expresó: "Yo lo denuncié en 2019 por abuso sexual. Él era pareja de mi mamá desde yo que tenía 4 años y desde que tenía 6 o 7 años comenzó a abusar de mi hasta mi adolescencia e incluso yo le conté a mi mamá y lo denunció, pero por alguna razón ella levantó la denuncia, entonces tuve que esperar a ser mayor de edad para denunciarlo y hace unas semanas me hicieron las pericias psicológicas pero esta persona sigue en la calle." 

Luego, la joven víctima indicó: "Estaba segura que había más víctimas y a algunas de ellas las conocí hace poco y otra que hizo una denuncia en 2002 y la cámara gessel fue positivo y sigue en libertad" y agregó: "Esta persona tiene una gomería sobre calle Dean Funes y era Policía pero lo echaron de la fuerza."

Por otra parte, la denunciante resaltó: "Es un peligro que esté en libertad ¿cuantas niñas más tienen que sufrir para que la justicia actúe?" se preguntó y agregó otro dato de relevancia al afirmar que "desde hace casi 20 años fue denunciado y la justicia no hace nada."

Por último concluyó: "En mi caso, no tengo siquiera una prohibición de acercamiento, pero la mamá de las nenas si porque ellas tienen mucho miedo porque son chiquitas." 

De esta manera, otro caso de abuso sexual en la infancia en Río Gallegos, no encuentra respuesta en la justicia y lleva a las víctimas a visibilizar su grito desesperado ante la comunidad. (El Diario Nuevo Día)

Otras Noticias