Río Gallegos: tras el enfrentamiento con la policía en barrio 225, los involucrados dieron su versión de los hechos

Luego del tenso momento que se vivió en la esquina de las calles Tres Lagos y Costa Rica, Nuevo Día pudo hablar con el principal implicado de de los sucesos que se desataron cuando efectivos del Comando Radioeléctrico lo siguieron para pedirle los papeles del auto tras lo cual lo redujeron e intentaron deterlo, hecho que desató un violento episodio
viernes, 28 de mayo de 2021 · 19:55

Nuevo Día dialogó, Alex Barrientos, uno de los protagonistas de la violenta secuencia vivida en la noche del jueves en el barrio 225 viviendas de Río Gallegos donde él y sus familiares se enfrentaron a golpes con efectivos de la Policía provincial, lo que generó un enorme despliegue policial en la zona, frente al natatorio municipal, e incluso disparos que efectuó un efectivo con la intención de disuadir. 

Al describir lo sucedido, Barrientos detalló: "Yo estaba volviendo de dejar una freidora a la vuelta de la casa y doblé en Santa Cruz y Costa Rica, sin poner el guiño, cuando el patrullero, que venía con la luz apagada y de pronto prendieron las luces pero yo seguí porque no sabía que eran para mi, di la vuelta y cuando bajé del auto para ir a mi casa bajaron los policías y me pidieron los papeles del auto a lo que yo les dije que los tenía en mi casa y enseguida me pusieron contra el auto y me empezaron a asfixiar hasta que me tiraron al piso, me empezaron a pegar y me colocaron sólo una esposa." 

Seguidamente, llamó a sus hermanos para que pudieran socorrerlo en la situación, sobre lo que expresó"Como pude les grité a mis hermanos que bajen a ayudarme, mi hermano bajó descalzo a defenderme porque vio que me estaban pegando entre tres y asfixiándome, pero cuando ellos intervinieron yo subí como pude a mi casa porque no tenía fuerzas por la asfixia y ahí se armó la pelea con los policías que de pronto tiraron tiros al aire."

Después de todo

Por otra parte, Barrientos manifestó: "Después de todo los policías subieron a mi casa a sacarme las esposas y ahí hablamos bien, mientras mi vieja fue a hacer el descargo y los propios policías me recomendaron que no fuera a la comisaría." 

Asimismo, al hablar de las acusaciones de conflictividad que desde las redes sociales se expresaban, el hombre aclaró: "Los vecinos grabaron todo y nos pasaron los videos, no tenemos ningún problema con ellos" a lo que agregó: "Nosotros nunca tenemos problemas con la policía si siempre estamos acá en el barrio y no pasa nada, pero como eran del comando me parece que se equivocaron porque los de la Tercera nos conocen."

A su vez, respecto del auto, que fue el desencadenante de la tensa situación, Barrientos resaltó: "Les dijimos que se lleven el auto si querían y no me pidieron ni los papeles después" mientras que también indicó: "Nos dijeron que iban a traer una ambulancia y un médico para revisarme y nunca aparecieron" y luego expresó: "Mi sobrina de 15 años también fue golpeada y reconoció a la efectivo que lo hizo una vez en la comisaría pero la ocultaron en una pieza y negaron todo." 

Por último, el propio Barrientos manifestó: "Si hubiera sido como dicen nos hubieran allanado y nos hubieran llevado y nada de eso pasó." (El Diario Nuevo Día)