Vacunatorio Municipal sufrió hecho de vandalismo, pero no se afectó a las vacunas

Desde el Municipio se aclaró que en el lugar no se almacenan vacunas, ya que se retiran día a día del depósito ubicado en el Hospital Regional. Por ello, no hubo riesgo de pérdida de vacunas ni inconvenientes en el proceso de vacunación de hoy, más allá de un retraso comprensible.
viernes, 18 de junio de 2021 · 14:10

El Vacunatorio Municipal que funciona en el Gimnasio 17 de Octubre sufrió en horas de la madrugada el robo de cables de alimentación eléctrica, que dejaron a gran parte del edificio sin luz. No había vacunas almacenadas en el lugar, por lo que el procedimiento de vacunación no fue afectado.

Personas desconocidas ingresaron al predio del Gimnasio 17 de Octubre y cortaron, con gran riesgo para sí mismas, cables de alta tensión que alimentan parte del lugar. Al cortarse la luz en algunos sectores, se activaron los sistemas de respaldo e inmediatamente se dio intervención al personal especializado para solucionar el problema.

De todas formas, desde el Municipio se aclaró que en el lugar no se almacenan vacunas, ya que se retiran día a día del depósito ubicado en el Hospital Regional. Por ello, no hubo riesgo de pérdida de vacunas ni inconvenientes en el proceso de vacunación de hoy, más allá de un retraso comprensible.

Actuaron en el lugar personal del sector de electricidad de la Dirección de Servicios Generales de la Municipalidad de Río Gallegos y trabajadores de la empresa Servicios Públicos y en menos de una hora se logró restablecer el servicio y poner el vacunatorio en funcionamiento en forma normal.

Al respecto, la Secretaria de Coordinación Ejecutiva Claudia Picuntureo lamentó el hecho de vandalismo, teniendo en cuenta que se trata de un lugar donde se aplican vacunas y que tiene una importancia particular en estos tiempos, y agradeció a todo el personal involucrado que siguió los protocolos establecidos.

“Además quiero agradecer especialmente al presidente de Servicios Públicos Sociedad del Estado , Nelson Gleadell, que inmediatamente se puso a disposición y nos dio soluciones rápidas”, dijo Picuntureo, que valoró que en poco tiempo el vacunatorio pudo recuperar su ritmo habitual.

También resaltó que “no hubo problemas con las vacunas porque acá no guardamos vacunas” y dijo: “que la gente venga tranquila, vamos a atender todos los turnos como estaba planeado, gracias al trabajo conjunto pudimos superar este problema y vamos a seguir con el plan de vacunación como corresponde”.

Otras Noticias