Ex pareja de Marcela López: "Se dicen muchas cosas, pero ninguna es la verdadera"

En su propiedad de Río Gallegos, los investigadores encontraron piezas que serían un maxilar inferior y un fémur, además de un mechón de pelo. A la mujer de 61 años la buscan desde hace más de 50 días. Mirá qué dijo.
martes, 13 de julio de 2021 · 11:01

"No tengo miedo de ir preso. Se dicen muchas cosas, pero ninguna es la verdadera. Lo va a explicar mi abogado”, dijo José Luis Balado, la última pareja de Marcela López, de 61 años, quien permanece desaparecida en Río Gallegos, Santa Cruz, desde hace más de 50 días.

El hombre hizo así declaraciones a la prensa luego de que, en su casa, fueron hallados restos óseos y un mechón de pelo. Específicamente, en la propiedad de la calle Mitre 146. Y, en el predio lindante, perros adiestrados "detectaron dos bolsas de pequeñas dimensiones con cenizas y una botella con líquido en su interior", informaron fuentes policiales a medios locales.

Se trató así del segundo allanamiento ordenado a esos inmuebles por la magistrada Valeria López Lestón, a cargo del Juzgado Penal Nº 2 y de la instrucción de la causa, luego de que recibiera un papel con la siguiente leyenda: "Marcela está enterrada en la chacra de Balado”. 

El primer procedimiento había arrojado resultados negativos. Pero, para esta ocasión, la jueza dejó que interviniera un hombre propuesto por la querella, Marcos Herrero, un conocido perito adiestrador de perros que trabajó en casos resonantes como el de Santiago Maldonado y Facundo Astudillo.

Herrero, junto a sus canes “Yatel” y “Kassie”, realizó un relevamiento sobre las últimas horas de Marcela y los perros señalaron sectores de la propiedad de Balado que finalmente fue hallanada.

Tras un acuerdo del abogado de la familia López Frey, Jorge Trevotich, y Hugo Ortiz, por parte de Balado, Herrero pudo entrar a la propiedad de la última pareja de la mujer junto a sus canes, con el fin de registrar cada rincón.

En el patio trasero de la casa, cerca a una medianera, los perros encontraron uno de los restos óseos, luego la Policía diría que puede tratarse de un maxilar inferior.

Los canes hallaron otros, uno de los cuales sería un fémur. Además, los animales marcaron un envoltorio que contenía un manojo de llaves, un mechón de pelo y una tela con manchas similares a la de la sangre.

Todo lo decomisado será sometido a pericias. (Fuente: Diario Crónica)