Concejal Leonardo Roquel insiste con pedido de beneficios impositivos a comercios afectados por la pandemia

El Concejal Roquel indicó que “una vez más le solicito al Ejecutivo Municipal, al IntendenTe Pablo Grasso, disponer la exención impositiva en un 100 % (Cien por ciento) para todos los comercios y empresas que no han podido abrir sus puertas desde el inicio de la cuarentena el pasado mes de marzo.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 18:35

Leonardo Roquel, Edil que preside el Interbloque UNIDOS del Concejo Deliberante de Río Gallegos, volvió a pronunciarse y reitera el pedido elevado oportunamente al Intendente Comunal, a fin de que se disponga con urgencia otorgar una exención en algunos casos y rebajas en otros, en el cobro de los impuestos municipales a comercios de distintos rubros afectados por la pandemia y la aplicación del Decreto de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

El Concejal Roquel indicó que “una vez más le solicito al Ejecutivo Municipal, al IntendenTe Pablo Grasso, disponer la exención impositiva en un 100 % (Cien por ciento) para todos los comercios y empresas que no han podido abrir sus puertas desde el inicio de la cuarentena el pasado mes de marzo, rubros tales como jardines maternales y de infantes, canchas de fútbol cinco, centros de estética, transportes escolares, entre otros; y también los gimnasios que solo pudieron volver a trabajar por unos cuantos días y se vieron obligados a cerrar, los clubes deportivos y finalmente toda la actividad gastronómica y hotelera. De igual manera, pido el beneficio impositivo a través de la aplicación de una rebaja de un 50 % (Cincuenta por ciento) para todos los comercios que pudieron reactivar sus labores recién cuando se produjo la primera flexibilización de las medidas a mediados de abril del corriente; y finalmente - subrayó - un descuento del 30 % (Treinta por ciento) para los rubros comerciales que si bien pudieron seguir desarrollando sus tareas, vieron sensiblemente mermada su actividad en virtud de la poca circulación de público y el confinamiento social”. 

“Tal como planteé en su momento - aclaró el Edil - de la misma forma que exigí oportunamente esta exención y beneficio impositivo por considerarlo absolutamente justo y conducente, presenté también la manera, la solución y cómo corregir en gran parte el desequilibrio financiero que esa medida pudiera provocar en las arcas de la Comuna, estableciendo por ejemplo un aumento de la Tasa Municipal por Inspección de Seguridad e Higiene y Publicidad para los bancos y entidades financieras que operan en la ciudad, multiplicando por cinco esa contribución que pagan en la actualidad, iniciativa que ya fue aprobada y aplicada en la nueva Tarifaria Municipal, pero cuyos ingresos extras al tesoro comunal no fueron derivados inexplicablemente en favor de los comercios locales, eximiéndolos o rebajándoles sus impuestos y tasas”.

El Profesor Roquel señaló que “reiteraré mi pedido de exención y beneficios impositivos a través de un proyecto de Resolución que presentaré mañana en el marco de una nueva sesión ordinaria del Cuerpo Deliberativo, ya que es urgente y vital tomar medidas a favor del sector comercial, decisiones que impacten fuertemente y los ayuden a paliar esta profunda crisis económica y financiera que muchas de estas firmas y o empresas están atravesando, comercios que tanto trabajo le dan a cientos vecinos de la ciudad y que demandan una ayuda para no cerrar definitivamente sus puertas y bajar para siempre las persianas”.