"La presentación de la diputada Ricci sobre ibuprofeno inhalado fue de mal gusto y con pocos fundamentos científicos"

Así lo manifestó el diputado Matías Mazú acerca del pedido presentado por la legisladora para el uso de la terapia en pacientes con COVID-19 en Santa Cruz. En diálogo con Radio Nuevo Día, manifestó que la ANMAT no lo ha autorizado y que no hay aval científico que indique que sea una terapia segura y eficaz.
viernes, 25 de septiembre de 2020 · 17:34

Matias Mazú dialogoó con radio Nuevo Día 100.9 a raíz de la polémica por el rechazo  a la terapia de ibuprofeno inhalado por parte de la bancada del Frente de Todos.

La diputada de la UCR, Nadia Ricci, había pedido que se utilice en la provincia ante el aumento de casos pero esto fue desetimado por sus pares debido a que no ha sido aprobado por el ANMAT, ente nacional que india que no hay pruebas sobre la seguridad y eficacia de la terapia sobre los pacientes.

“Hace meses se viene instalando este tema en Santa Cruz y otras provincias de manera muy preocupante. Lo que querremos es trabajar con responsabilidad. Adhiero a la decisión del Ministerio de Salud de la provincia de no aplicar este tratamiento hasta que la ANMAT no lo habilite", manifestó.

Mazú dijo que los legisladores no son científicos ni médicos para aprobar una terapia sobre la que las autoridades sanitarias no se han expedido y que en distintas provincias se "metió presión para su aplicación compasiva" es decir con el consentimiento del paciente o familiares y quien provee la droga "como el enfermero, el médico, el laboratorio no tengan ningún tipo de responsabilidad si esto no resultara".

"Hay todo un movimiento en los medios y diputados de la oposición que nos trataron de insensibles. Fue de mal fusto la presentación de la diputada Ricci y al manera en que lo hizo, con pocos fundamentos científicos, porque no los tiene como no lo tenemos ninguno de los diputados", señaló.

Mazú indicó que el tratamiento tiene que tener ensayos clínicos y no está respaldado científicamente, algo que quienes lo promueven no han presentado a las autoridades.

"Quienes somos los diputados para autorizar la aplicación del tratamiento?", manifestó Mazú indicando que no se han avanzado en ningún lugar con las investigaciones y ejemplificó que lo mismo sucede con las vacunas que deben pasar por todo un proceso de pruebas. 

"Me pare que el manejo de la oposición con este tema es perverso, porque genera en la sociedad porque genera en la sociedad confusión y tal vez expectativa en los pacientes con algo que no está científicamente comprobado", manifestó

"Ojalá que tengamos un medicamente que alivie el dolor o permita curar a los enfermos de OVID-19, pero no de esta manera tan irresponsable, con pocos fundamentos científicos y profesionales", manifestó.

(El Diario Nuevo Día)