La justicia archivó la causa sobre el origen de los fondos para la construcción del Mausoleo de Kirchner

El juez Ariel Lijo afirmó que la donación de 8 millones de pesos que hizo Lázaro Báez para su edificación “no constituyó ningún delito”. Ahora el edificio es administrado por la provincia de Santa Cruz.
jueves, 11 de noviembre de 2021 · 20:20

La causa que buscaba determinar el origen de los fondos que Austral Construcciones, la firma de Lázaro Báez, utilizó para la construcción del Mausoleo donde descansan los restos del ex presidente Néstor Kirchner, fue archivada después de más de cinco años desde que inició la investigación. Fue por decisión del juez federal Ariel Lijo, en su resolución señaló que "no hay ningún elemento fáctico en los obrados que permita continuar con la investigación". El edificio costó según la pericia $ 8 millones.

El expediente estuvo radicado en el juzgado 12 frente al cual estaba Sergio Torres hasta que asumió como integrante de la Corte Suprema bonaerense. La última medida impulsada fue una pericia para determinar el origen de los fondos con los que se construyó el imponente edificio que sobresale en el cementerio de Río Gallegos.

Los números que rodean el mausoleo estuvieron bajo investigación durante cinco años. En la documentación de Austral Construcciones se encontraron órdenes de pago y facturas vinculadas a la construcción del Mausoleo.

Pero además se buscaba determinar si hubo una violación a la Ley de Ética Pública que determina que "los funcionarios públicos no podrán recibir regalos, obsequios o donaciones, sean de cosas, servicios o bienes, con motivo o en ocasión del desempeño de sus funciones; y que, en el caso que los obsequios sean de cortesía o de costumbre diplomática, la autoridad de aplicación reglamentará su registración".

En la resolución a la que accedió Clarín, el juez Lijo consideró que "en base a la totalidad de las medidas de prueba orientadas a dilucidar los hechos denunciados, entre ellas las que se encuentran las materializadas por los magistrados que me antecedieron en la dirección del proceso, considero que no hay ningún elemento fáctico en los obrados que permita continuar con la investigación".

Por otro lado, se indicó que tampoco hubo violación a la Ley de Ética Pública "tras un minucioso análisis de los elementos reunidos en el expediente, no se advierte que haya tenido lugar aquí una violación al artículo 18 de la Ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública (25.188), ni tampoco que haya sido cometida conducta ilícita alguna".

Para la justicia los destinatarios de los fondos utilizados para la construcción del Mausoleo, "han sido los habitantes de la Ciudad de Río Gallegos, Provincia de Santa Cruz, en tanto su construcción tuvo como objetivo que los residentes de esa metrópolis cuenten con un sitio especial para rendir homenajes y visitar al expresidente", como también -continúa la resolución- "recordar su trayectoria e importantes cargos que ostentó en todos los niveles del Estado y la trascendencia internacional de su figura".

En este punto el juez Lijo resaltó que el edificio que Lázaro Báez regaló a la familia Kirchner, fue declarado Patrimonio Histórico de la provincia. Eso ocurrió en junio de 2016, así pasó a estar bajo la órbita de la secretaría de Cultura de Santa Cruz. Desde ese momento, el mantenimiento del edificio y su seguridad son exclusiva responsabilidad de la provincia gobernada por Alicia Kirchner.

Los fondos para la construcción

El edificio de 13 metros de largo y 15 de ancho, fue inaugurado al cumplirse el primer aniversario del fallecimiento de Kirchner. La obra estuvo a cargo del holding de Lázaro Báez, pero cerró sus puertas al público desde que el empresario K dejó de cuidarlo y como un fin de ciclo, le devolvió a través de un abogado las llaves a la vicepresidenta.

Un registro interno da constancia de la primera cifra que se conoce sobre el contrato: poco más de 4 millones de pesos, o unos 930.000 dólares al cambio de octubre de 2011, cuando se inauguró. Esa cifra, según confirmó el arquitecto Sebastián Elizate, “sobrepasó el presupuesto inicial de la obra para el diseño del mausoleo”. Esta versión fue confirmada por Roberto Gómez, jefe de Oficina Técnica de Loscalzo y Del Curto, una de las firmas propiedad de Báez que participaron de la obra.

La justicia buscaba determinar si los costos de la obra "estuvieron inflados o no", si los valores que se volcaron en la contabilidad de Austral Construcciones y Loscalzos y Del Curto "se ajustan a los costos de mercado de su momento".

Del informe pericial confeccionado por el Cuerpo de Peritos de la Justicia Nacional Especializado en Casos de Corrupción y Defraudación contra la Administración Pública "se advierte que la obra tuvo un costo que rondaría los $ 7.162.778,25 y los $ 7.800.845,86", sostiene la resolución.

Sobre este punto se explicó que, tanto la Dirección General de Contaduría y Presupuesto del Ministerio de la Secretaría General de la Gobernación como el Presidente del Banco de la Nación Argentina "informaron sobre la inexistencia de registro alguno relacionado a una cuenta destinada a recaudar aportes y contribuciones de terceros para la construcción del Mausoleo".

En función de esos argumentos, el magistrado dijo que "se ha arribado a la conclusión que, como se dijo, los fondos utilizados para la construcción del sepulcro del expresidente, independientemente del benefactor, tuvieron como destinatario al pueblo de la Ciudad de Río Gallegos".

Ya nadie visita el lugar por fuera de la familia y las personas que ellos autorizan a ingresar. Eso requiere de otra logística, apoderados de los Kirchner y allegados son los responsables de acercarse al lugar y abrirlo. Siempre, todo bajo la custodia del GOE de las fuerzas provinciales. Antes se ingresaba por pocos minutos, sin celular, sin cámaras. Eran las medidas implementadas de seguridad junto con un escáner de metales. (Clarín)