Vacunagate: El programa de "integridad y trasparencia" es una burla en Santa Cruz

El 03 de noviembre de 2020 presentaron  en Santa Cruz, el Programa de "Integridad y Transparencia"  basada en lineamientos nacionales e internacionales, evidentemente y luego del escándalo con las vacunas que recibieron funcionarios provinciales, fracasó estrepitosamente en el peor momento de la pandemia . 
sábado, 20 de febrero de 2021 · 00:34

La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, presentó en el mes de noviembre de 2020 el proyecto para el desarrollo e implementación del Programa de Integridad y Transparencia para el Poder Ejecutivo del gobierno provincial. 

La iniciativa tenía como objetivo dotar a la gobernación de un conjunto de herramientas y buenas prácticas en materia de integridad y transparencia, según recomendaciones nacionales e internacionales, enunciadas por OCDE, Naciones Unidas, la Oficina Anticorrupción y lineamientos sugeridos para el cumplimiento de la ley 27.401. 

Falló estrepitosamente 

El programa falló  ya que dejó demostrado que no funcionó ni funcionará en lo más mínimo máxime si se tiene en cuenta que, tras el escándalo que se generó tras conocerse que diputados nacionales, provinciales, intendentes , jefes policiales y personal de distintas áreas recibieron privilegios por "pertenecer" y fueron vacunados sin respetar los protocolos vigentes.

Lo peor del caso es que desde las esferas gubernamentales , no se han pronunciado ni pedido ningún tipo de  renuncia , a los altos cargos involucrados en el escandalo provincial que ensucia a todos los políticos y militantes involucrados.   

“Este programa se proyectó antes de la pandemia y lo hemos iniciado ahora porque es la mejor forma que podemos ejecutar de manera eficiente estas normas ISO, ojalá que sirva para mejorar la calidad y prestación de los servicios, simplificar los trámites, modernizar la gestión, entre otras cosas”, dijo la gobernadora en esa ocasión 

Luego, Diego Cani, quien también estará al frente del equipo, detalló diferentes aspectos del proyecto y anunció tres etapas: “Diagnóstico y detección de riesgos potenciales de corrupción”; “Construcción del sistema de gestión de integridad y transparencia; Implementación de herramientas de control y seguimiento”; y “Certificación del sistema de gestión mediante ISO 37.001 Antisoborno”.

Lamentablemente nada de eso ocurrió en Santa Cruz.  (Diario Nuevo Día)