Obispo de Santa Cruz acerca de la vacunación irregular de funcionarios: "Se metieron con lo más sagrado"

Así lo señaló Monseñor García Cuerva en diálogo con Radio Nuevo Día 100.9. Señaló que la pandemia ha sacado lo más solidario de ciertos sectores pero también lo más miserable de otros. Dijo que en la cultura nacional abunda "la viveza criolla", los privilegios y que "algunos políticos creen que son una casta que puede recibir beneficios".
jueves, 25 de febrero de 2021 · 19:13

Durante esta jornada, Radio Nuevo Día 100.9 dialogó con el Obispo de la Diócesis de Río Gallegos, Jorge Ignacio García Cuerva, sobre diversos temas de actualidad y la pandemia.

Uno de los temas fue su opinión acerca de las vacunaciones irregulares o “VIP”, que ocurrieron en la provincia y en otros puntos del país. “Todos los argentinos y el mundo tienen una gran esperanza puesta en la vacuna porque de alguna manera nos iluminó un horizonte de salida de la pandemia por eso creo que es algo muy sagrado cuidar todo este proceso de vacunación”, señaló

Dijo que es muy importante que primero se pueda vacunar al personal esencial, a los sectores más vulnerables y a los adultos mayores “y que nos vayamos poniendo cada uno en fila en el orden que los protocolos médicos vayan indicando para que definitivamente algún día la pandemia sea un hecho histórico que recordarán las generaciones futuras”.

“A mí me generó absoluta perplejidad que seamos capaces como sociedad argentina de autodestruirnos hasta en algo tan sagrado como es la salud y la vida”, dijo respecto a las casos de irregularidades de la vacunación. Señaló que lamentablemente, en la cultura nacional abunda "la viveza criolla", los privilegios y que "algunos políticos creen que son una casta que puede recibir ciertos beneficios.

“El Papa Francisco ha insistido en que la pandemia ha mostrado la mejor cara como la solidaridad, o el compromiso de mucha gente que hizo algo por el otro, que se preocupó, entre ellos lo médicos y el personal de salud. Pero también mostró lo más miserable que tiene que  ver con el privilegio y no tener empatía con el pueblo”, analizó  

Señaló, además de la vacunación discrecional, también la falta de empatía que se dio durante este tiempo de los remarcadores de precios, las fiestas clandestinas y otras actitudes.

“El análisis de la vacuna no lo hago desde una visión partidaria sino desde la moral y la etica, lo que está bien y lo que están mal. Hay una sola grieta entre los trabajadores que quieren hacer las cosas bien y sacar el país adelante y del otro lado están los deshonestos que quieren los privilegios. No es un tema partidario sino ético y moral”, expresó.

(El Diario Nuevo Día)