El abogado de Cristina Kirchner dice que a Lázaro Báez lo condenaron por “operaciones de prensa”

Después de la defensa de Oscar Parrilli sobre la condena contra Lázaro Báez, el abogado de la vicepresidenta, Carlos Beraldi, criticó la condena contra el dueño de Austral Construcciones. Desde que el empresario K quedó preso en abril de 2016, nadie de la familia Kirchner se comunicó con los Báez.
sábado, 27 de febrero de 2021 · 21:15

"Lo de Lazaro Baez fue producto de las operaciones de prensa que se hicieron con los magistrados que tenian que intervenir, eso me pareció desafortunado y respecto del veredicto me parecio que es una pena alta es desmedida". dijo Beraldi en declaraciones radiales.

El planteo sorprendió al interior de la familia Báez. Hace cinco años que nadie allegado a los Kirchner, ni ellos mismos, se comunicaron con Lázaro ni sus cuatro hijos. Sin embargo, hasta entonces, los unieron diversos acuerdos comerciales que terminar en expedientes judiciales en su mayoría.

La justicia determinó que Lázaro Báez y a la familia Kirchner celebraron 28 acuerdos comerciales, entre compra - venta de propiedades, un fideicomiso para construir un complejo de departamentos, un terreno en condominio, ampliación de hoteles sobre terrenos de Austral Construcciones, alquileres cruzados, compras a empresas del Grupo, explotación de hoteles, refacción de los mismos, entre otros.

Ese extenso historial de vínculos investigados por presunto lavado de dinero, tuvo un contrapunto en 2015. Lázaro Báez viajó a Buenos Aire y se dirigió a la Quinta de Olivos, a Cristina Kirchner le quedaban pocos meses para finalizar su mandato presidencial. En ese encuentro, el empresario K le comunicó que no iba a continuar administrando el Mausoleo que Austral Construcciones levantó y donde descansan los restos del ex Presidente.

A los pocos días retiró a todos su personal de las instalaciones del edificio de quince metros de altura, erigido en el cementerio de Río Gallegos. Envió con el jefe de seguridad la llave y le puso fin a más de una década de negocios cruzados, algo que la justicia denominó "confusión patrimonial".

La justicia estableció otro aspecto clave: mientras Lázaro mantenía todos esos negocios privados con Cristina y Néstor Kirchner, se convirtió en el principal contratista de obra pública en Santa Cruz: recibió 51 contratos viales por 46.000 millones de pesos, siendo hasta mayo de 2003, monotributista y no habiendo trabajado nunca en el rubro de la construcción.

Para la justicia, su crecimiento patrimonio (en 2013 tenía 66 millones de pesos, y hacia 2016 le tasaron 1,412 bienes por 205 millones de dólares) no podría haber ocurrido sin sus vínculos comerciales con los Kirchner y sin el dinero que percibió del Estado, su único cliente durante doce años.

Sin embargo, después de 2015 el dueño de Austral Construcciones no se volvió a comunicar con Cristina Kirchner. En abril de 2016 quedó preso, y el silencio de la dirigencia política vinculada a la ex presidenta, fue más notorio aún. Pero esta semana eso se revirtió.

Lázaro Báez junto a sus cuatro hijos, fue condenado por lavado de dinero. Para todas esas maniobras que incluyó una estructura societaria radicada en paraísos fiscales y la apertura de cuentas en bancos suizos, se utilizó a Austral Construcciones, la firma que según la justicia recibió contratos obra pública del gobierno de Cristina Kirchner "cargados de irregularidades y sobreprecios del 65% promedio".

Después de conocerse la sentencia, Oscar Parrilli fue el primero en criticar la sentencia, aduciendo que era parte de una persecución política. La respuesta no tardó en llegar. Leandro Báez, dijo que el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) habló "porque es un fallo que dice que el delito precedente es la obra pública del gobierno de Cristina Kirchner". El mensaje fue claro.

Este sábado a esa defensa sorpresiva, se sumó Carlos Beraldi, abogado de Cristina, Máximo y Florencia Kirchner. Dijo: "Me sorprendieron lo dura que fueron las penas en la causa de Lázaro Báez. Y creo que las presiones que se ejercieron sobre los jueces tuvieron efecto".

Ante la consulta de Clarín, desde el entorno de la familia Báez señalaron: "Al igual que Parrilli, los mandaron a declarar porque le pasan cerca las balas a la vicepresidenta". Beraldi defiende a los Kirchner en dos causas por lavado de dinero donde también, están acusados los Báez.

Dos de los tres jueces del Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) que realizó el juicio de la Ruta de Dinero K durante dos años y medio, determinaron que el delito precedente de las maniobras de lavado de dinero, son los contratos viales que recibió Báez. Esto es: una porción del dinero percibido con irregularidades y presuntos sobreprecios, fue volcado a operaciones de lavado de dinero. También consideraron los delitos tributarios.

Cristina Kirchner está imputado en la Ruta del dinero K, pero con una falta de mérito dictada por el juez Sebastián Casanello. La condena contra su ex socio comercial, sin embargo, vuelve a poner sobre la superficie los múltiples negocios millonarios que tejieron, la obra pública que recibió Austral Construcciones, piedra angular de las maniobras de lavado. (Clarín)