Cosquín Rock 2.0: fechas confirmadas y preventa de abonos

El 8 y 9 de agosto se realizará la edición número 20 del festival cordobés. Se emitirá de manera virtual, a través de la página de Cosquín, totalmente renovada y con sorpresas para los usuarios.
martes, 16 de junio de 2020 · 08:44

Al gran estilo "no se suspende por lluvia", Cosquín Rock no suspende por nada sus emblemáticos recitales. Debido a la pandemia y el consecuente aislamiento que hasta el momento se realiza en varios puntos de la Argentina, el festival se realizará de manera virtual.

Lo venían anticipando en sus redes sociales y este lunes los organizadores confirmaron las fechas: 8 y 9 de agosto. "Nos volvimos digitales para llegar a cada rincón", comunicaron, anunciando a su vez la preventa de abonos.

Con la presencia de más de 60 artistas y participación de más de diez países, este gran evento realizará su primera edición virtual e interactiva, a través de una nueva plataforma que, si bien ahora logra suplir los tradicionales encuentros presenciales, continuará funcionando como un “complemento” del festival, una vez que se levante la suspensión de los espectáculos públicos. 

La nueva modalidad permitirá al público no solo recorrer los cuatro escenarios previstos y participar de distintas actividades, sino que, además, podrá optar entre distintas cámaras para ver el show o disfrutarlo en 360, detalló a Télam el empresario José Palazzo, organizador del popular encuentro musical.

El festival contará con escenarios en nuestro país, Uruguay, Paraguay, Chile, Colombia, Perú, México, Estados Unidos y España.

También se podrá recorrer la muestra fotográfica montada por los 20 años del festival, participar de charlas y meet & greets, vía zoom, y realizar pedidos a espacios gastronómicos que realizarán envíos domiciliarios, entre otras cosas.

El ingreso a la plataforma está disponible desde este lunes y permitirá acceder a contenido gratuito hasta el 1 de agosto.

Aunque aún no se definieron los lugares en donde se realizarán los shows, Palazzo señaló la posibilidad de hacerlos en teatros, salas e incluso barajó la posibilidad de usar el Centro Cultural Néstor Kirchner y la Usina del Arte, con la consecuente posibilidad de que los espectadores de otros países conozcan estos lugares.