PARA SABER

Caminador elíptico vs. caminata: ¿cuál técnica es mejor para entrenar?

Cada uno tiene virtudes y también contraindicaciones. Qué se aconseja para cada músculo.
martes, 8 de septiembre de 2015 · 10:46
Para los que ejercitan es casi una pregunta existencial: ¿caminar es suficiente ejercicio? De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) es recomendable hacer al menos 30 minutos de ejercicio diarios, aunque sea en una actividad moderada.

"La intensidad y frecuencia de la actividad física debe ser indicada por un profesional de acuerdo a sexo, edad, estado de salud y presencia de enfermedades. Sin embargo existe un consenso demostrado por distintos estudios que 30 minutos diarios o 150 minutos semanales son suficientes y de escaso riesgo para iniciar una acción contra la inactividad física", comentó Alfredo Stern (M.N42.896), director médico de la Obra Social del Personal de la Sanidad Argentina (OSPS).

La caminata es siempre la mejor opción para cualquier persona que comienza a realizar fitness, tenga o no, objetivos más exigentes en el mediano plazo. Es, además, la más sencilla para realizar, ya que puede hacerse tanto al aire libre como en un gimnasio.

Para los que prefieren el aire libre, una vista panorámica -cuando es posible- y el movimiento constante, la única opción es en el exterior. Mientras que los que prefieren hacerlo bajo techo, pueden replicar los movimiento en una cinta fija o utilizar un caminador elíptico, un aparato muy completo, que combina diversos movimientos de diferentes actividades como escalar, caminar, pedalear o esquiar.


shutterstock

¿Cuál de estos métodos es el mejor?

"La respuesta no es simple, porque ambas actividades tienen sus pros y sus contras. El primer punto a destacar es que sea cual sea la forma, estamos comenzando a movernos y esto no es menor; por otro lado, la elección debería depender de los objetivos que persiga cada persona", explicó Patricia Sangenis, médica cardióloga, especialista en medicina del deporte que preside la comisión mujer y deporte del Comité Olímpico Argentino (COA).

Para empezar, es importante saber que las dos diferencias más importantes entre caminar y utilizar el elíptico tienen que ver con la fuerza que se aplica a las diferentes articulaciones, y la cantidad de calorías que se queman durante cada actividad.

De acuerdo a un estudio de la prestigiosa Clínica Mayo, el uso del aparato permite quemar más calorías que la caminata simple. Según sus estadísticas, en el primer caso una persona de 73 kilos quemó 365 calorías en una hora, mientras que caminando durante ese tiempo la misma persona alcanzó las 314. A pesar de mostrarse más efectivos, las 'elípticas' fueron votadas como las máquinas menos disfrutables en una encuesta sobre aparatos de gimnasios realizada en 2014.

Los beneficios del cross-training

El término cross-training refiere a las prácticas en que se combinan distintos tipos de ejercicios con el fin de trabajar diferentes sectores del cuerpo. Así, se pueden tonificar la mayor cantidad de músculos.

El elíptico es recomendable para las personas con problemas en sus rodillas y caderas, ya que se demostró que al usarlos se ejerce menos presión sobre las articulaciones que al andar. Además, son buenos para quienes desean fortalecer la parte media del cuerpo (no tanto la superior), porque activan los músculos alrededor de las articulaciones de la cadera y la espalda baja. Y ayudan a trabajar las nalgas y los muslos.


shutterstock

Por otro lado, diversos estudios biomecánicos aseguran que caminar proporciona un entrenamiento sustancialmente mejor que las máquinas elípticas para los isquiotibiales, las pantorrillas y los músculos pequeños alrededor de los tobillos, todos sumamente importantes para el equilibrio.

Al mantenerlos fuertes, por ejemplo, se reduce el riesgo de sufrir caídas como las que suelen ocurrir en las personas mayores. Y claro, en la marcha al aire libre, además, se puede elegir disfrutar de un lindo paisaje.

"Lo más importante es la regularidad en el ejercicio físico, que variándolo, hará que la persona se mantenga más motivada. Entrenar los diferentes músculos con distinta intensidad es bueno tanto para el acondicionamiento físico como para la prevención de dolores y lesiones, motivo por el cual es recomendable combinar ambas actividades", dijo Sangenis.

"La caminata se puede realizar en cualquier momento y para los días que desean ir al gimnasio, el elíptico es un muy buen equipamiento para gastar calorías, entrenar el sistema cardiovascular y fortalecer las piernas y en algunos casos incluyen palancas para entrenar los brazos al mismo tiempo", finalizó.