Diego Maradona vuelve a ser el DT de Gimnasia

Los dirigentes llegaron a un acuerdo: habrá unidad en las elecciones y el presidente saliente, Gabriel Pellegrino, tendrá un lugar en la nueva lista. ¿Qué cambió en 48 horas, desde la renuncia del 10? Los detalles de la negociación.
jueves, 21 de noviembre de 2019 · 16:02

La noticia irrumpe: Diego Armando Maradona vuelve a Gimnasia. Y lo que en la vida de otros personajes podría resultar algo increíble, con el Diez como protagonista enseguida toma cuerpo y se vuelve realidad.

Duró menos de 48 horas la renuncia. Y lo que parecía imposible tras la contundente despedida del martes, ahora es realidad: seguirá al mando del Lobo. Y estará sentado en el banco el domingo en el Bosque frente a Arsenal.

¿Qué cambió en dos días? ¿Cómo convencieron a Diego para que diera marcha atrás en su postura? 

"Quiero que siga siendo el técnico de Gimnasia y estoy haciendo todo lo posible para que vuelva", le dijo Matías Morla, abogado y mano derecha del Diez, a Clarín.

En el entorno del astro argentino son cautos y quieren esperar a que sea el club el que comunique la novedad, pero al mismo tiempo saben que sólo faltan mínimos detalles para el regreso.

Es que la llave que Diego pretendía para destrabar el conflicto apareció en la mañana del jueves con un encuentro entre los principales dirigentes del Lobo, que llegaron a un acuerdo y definieron una lista de unidad para las elecciones presidenciales del sábado. En la nómina, que encabezará Mariano Cowen, estará Gabriel Pellegrino. Y se cumplirá el deseo de Maradona.

La novela que había arrancado la semana pasada cuando el presidente Pellegrino, el hombre que gestó el arribo de Diego al banco de Gimnasia, empezaba a quedar afuera del nuevo armado tripero en víspera de las elecciones del próximo domingo.

Fue en ese momento cuando Maradona plantó bandera: "con él vine, con él me voy", fue el mensaje claro del Diez. Y al mismo tiempo intentó juntar las partes para formar una lista única y que Pellegrino continúe dentro del club.

Este lunes Diego había ido al entrenamiento en Estancia Chica con la idea de avisarle al plantel que se alejaría del club, pero tanto los jugadores como su compañero de cuerpo técnico, Sebastián Méndez, le mostraron su apoyo incondicional y lo hicieron dudar.

Aunque el martes todo se precipitó. Los dos candidatos a presidente, Salvador Robustelli (Convergencia Gimnasista) y Mariano Cowen (Gimnasia Grande) ratificaron sus candidaturas por separado y al mismo tiempo dejaron en evidencia que Pellegrino no tendría lugar en el futuro deportivo del Lobo. El resultado de ese combo fue inmediato: la renuncia de Maradona.

"Me da bronca y lástima la salida de Maradona. No sabemos qué le habrán dicho. Creo que era un punto de partida para que el club levante. Yo también lo hubiese contratado", dijo Cowen. "Ahora parece que la culpa de que Maradona no siga es de las dos listas que se presentan. Nunca pudimos hablar con Maradona, si era por nosotros, que se quede a vivir en Estancia Chica", se sumó Robustelli.

Y la confirmación oficial llegó con la despedida del Diez desde su cuenta de Instagram. Allí les agradeció a los hinchas y remarcó que su deseo era que los dirigentes se pusieran de acuerdo, lograran la unidad, y formaran parte todos del mismo barco.

"Tomo esta decisión con todo el dolor del alma, porque el presidente Gabriel Pellegrino no va a presentarse en las próximas elecciones. Sinceramente me sorprendió que no lo haga. Conversé con él, y luego de escucharlo, tengo que dar un paso al costado", escribió Diego.

Mariano Messera se puso al frente del plantel y fue el designado para dirigir el domingo en el Bosque ante Arsenal, un choque clave por la lucha por mantener la categoría.

Pero el miércoles un aire de cambio empezó a sobrevolar al mundo tripero.

La presión de los hinchas hizo su parte. Cientos de fanáticos se autoconvocaron a la sede del club para pedir el regreso de nuevo ídolo. "No queremos presidente, no queremos elección, queremos a Maradona, la puta que los parió", fue el grito de guerra.

Mientras tanto, los dirigentes empezaban a dejar entornada la puerta de un acercamiento entre las listas. El asunto era incluir a Pellegrino y así volver al círculo de Diego con la carta de su deseo cumplido.

El miércoles por la noche un grupo de hinchas del Lobo llegó a Puerto Madero para ver cara a cara a Matías Morla. "¿Qué hay que hacer para que Diego vuelva?", preguntaron. Y el abogado les repitió lo que se sabía, que la única chance de que se siente nuevamente en el banco era con un unidad política.

El mensaje volvió a llegar a oídos de los dirigentes. Sabían también que los hinchas tenían prevista una movilización de La Plata a Bella Vista para ir a pedirla a Diego a su casa que diera marcha atrás con su renuncia.

En ese escenario, el jueves a la mañana en un conocido bar platense se sentaron a la mesa Gabriel Pellegrino, Mariano Cowen, Salvador Robustelli y Jorge Reina. Varios cafés fueron necesarios hasta rubricar el acuerdo. En el fondo, en lo único que no tenían matices era en querer la continuidad del Diez, el hombre que revolucionó la imagen del club y que les devolvió a los hinchas la esperanza de mantener la categoría.

"Se habló de que Diego sea lo que nos una", dijo Pellegrino tras el cónclave. "Es lo que quiere la gente, que no quiere elecciones y que el club esté dividido", agregó.

La unidad se plasmará en una lista que proclamará a Cowen como presidente y a Robustelli y Cowen (hombre cercano a Pellegrino) de vices. Pellegrino será el secretario general.

Maradona, en definitiva, consigue aquello que intentó sin suerte Juan Román Riquelme en Boca. A su manera, está claro. Con idas y vueltas inverosímiles y sólo capaz de ser creíbles en su universo, en ese subibaja que no se detiene, que hace posible lo imposible. 

En ese mundo, la renuncia del martes queda sin efecto porque Diego consiguió lo que buscaba. Y Maradona reemplazará a Maradona como director técnico de Gimnasia. 

Fuente: Clarín