Matías Milla festejó en El Zonda, el mismo escenario donde hace un año destruyó su auto

Rossi fue 2° con Toyota y es el nuevo líder del campeonato. Podio de Muñoz Marchesi
domingo, 15 de septiembre de 2019 · 18:39

El 22 de julio de 2018 fue uno de los peores días de Matías Milla en el automovilismo, cuando sufrió un espeluznante accidente en la chicana de El Zonda. En la tanda de Tanques llenos del domingo, el flamante Citroën C4 Lounge del Sportteam entraba en trompo al momento de frenar, pegaba de cola en la montaña y volcaba. El Negro fue internado por precaución, pero el mayor dolor pasaba por la destrucción total del coche.

 

Un año y pocos meses después, el piloto de Campana sumó una segunda gran alegría en una semana. El domingo pasado, Milla celebró el campeonato de la categoría DD2 Seniors de karting, que lo clasificó al Mundial de Italia. Este domingo, celebró su primer triunfo en el Súper TC2000, en el mismo escenario de aquel terrible palazo, escenario de la octava fecha del año, al mando de uno de los Renault Fluence oficiales.

La largada fue emocionante, con Mariano Wernerintentando hacerse de la punta, Agustín Canapinoaguantándola y Milla queriendo meterse en la pelea, seguido por Leonel Pernía. Pero Bernardo Llaver se hizo del liderazgo en plena recta principal (recordemos que se larga en la recta opuesta) y cuando llegó a la frenada de la chicana, no pudo meterse en la fila india, cortó la chicana y eso le produjo un pase y siga posterior.

De esta manera, Milla quedó al frente del pelotón, seguido por Werner, Matías Rossi y Julián Santero, quienes querían hacerse del sitio defendido con uñas y dientes por el entrerriano. Mientras tanto, el equipo Renault sufría los retrasos de dos protagonistas del certamen: Pernía quedaba en el último puesto, en el inicio de la segunda vuelta, por un semitrompo, y Facundo Ardusso padecía problemas de temperatura en el motor.

En el final del séptimo giro, y cuando el equipo Chevrolet preparaba el cartel para avisarle a Llaver sobre la penalización, ya que no funcionaba la radio, el mendocino se tocó con Milla en la última curva y se metió a boxes para abandonar, al momento que las autoridades le mostraban la bandera negra.

En la 13ª vuelta, en el frenaje de la Horquilla, Werner no pudo aguantar más los embates de los Toyota de Rossi y Santero y ambos lo dejaron atrás en la salida de la variante, quedando a más de diez segundos de Milla.

Pero una docena de rondas después, Santero ingresó a boxes con inconvenientes en el Toyota y abandonó la carrera, dejándole en el tercer lugar a Facundo Chapur con el Citroën C4 Lounge, aunque luego fue superado por Matías Muñoz Marchesi y se quedó con el tercer lugar del podio.

"Es una alegría inmensa. Entré al equipo por la puerta de atrás, con el presupuesto justo, pero fui creciendo con dos compañeros que me exigieron mucho para elevar mi nivel. Y esto es mérito del grupo de trabajo, de tres mecánicos que tienen la camiseta de Matías Milla debajo de la de Renault, y de los ingenieros y de todo el grupo de Renault", comentó el ganador.

Rossi, por su parte, indicó: "Estoy muy feliz. Tuve un muy buen ritmo y estoy contento porque sumamos un nuevo podio y porque nos vamos con la punta del campeonato. Sabíamos que iba a ser una carrera brava y así fue; Mariano (Werner) se defendió muy bien y Santero entendió muy bien que teníamos que trabajar en equipo para ir para adelante".

Con este resultado, Rossi se ubica como el nuevo puntero del campeonato, con 125 unidades, seguido por Pernía, con 115, y por Ardusso, con 90.

La próxima fecha de la temporada será el 6 de octubre, en el autódromo de Mendoza.

Fuente: Campeones