Revelan que el piloto del avión de Sol quiso regresar a Neuquén

"alt" Fue minutos antes de precipitarse a tierra, en cercanías de la localidad de Los Menucos. Así se desprende del expediente en el que se investigan las causas del accidente que le costó la vida a 22 personas.
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
La investigación del trágicoaccidente aéreo ocurrido la semana pasada en Río Negro reveló que el piloto del vuelo 5428 de Sol Líneas Aéreas intentó regresar al aeropuerto de Neuquén minutos antes de precipitarse a tierra, en cercanías de la localidad de Los Menucos, según trascendió hoy. La intención del piloto de regresar a Neuquén se habría producido tras haber declarado la emergencia. Así se desprende del expediente en el que se investigan las causas del accidente que le costó la vida a 22 personas, el miércoles de la semana pasada. De acuerdo con una nota publicada en un matutino porteño, el viaje entre Neuquén y Comodoro Rivadavia llevaba 42 minutos cuando el piloto quiso regresar a la pista de origen, tras haber declarado la emergencia. El comandante Juan Raffo había informado al control de Comodoro Rivadavia que tenía problemas de congelamiento en el avión, un Saab 340A, por lo que además de volar a sólo 1000 metros de altura ponía proa de regreso al aeropuerto de Neuquén, se indicó en la nota. De acuerdo con lo señalado, la Justicia ya cuenta con la información sobre esa decisión, lo que abona la hipótesis según la cual al problema climático se le habría sumado una falla técnica. Mientras la Junta de Investigaciones de Accidentes de la Aviación Civil continúa realizando sus peritajes, trascendió que la acción del hielo podría haber sido un factor desencadenante del siniestro. "Por un lado, el propio piloto avisó del problema de congelamiento al control de Comodoro Rivadavia, a las 20:38. En ese momento, solicitó cambiar su altitud de vuelo en busca de descender de 5800 metros a 4300 metros. Bajar el nivel de vuelo en procura de una temperatura externa más elevada es una de las maniobras que se realizan ante problemas de congelamiento. Pero esa alternativa no alcanzó esta vez", se señaló. En la nota se agregó que al continuarse el descenso, el piloto "siguió en busca de un mejor clima durante los 121 minutos que transcurrieron entre su alerta al control aéreo y el accidente". Al estrellarse en la zona de Los Menucos, el Saab cayó "de panza", rebotó y quedó invertido. El incendio del combustible provocó que hubiera pocas partes reconocibles; sin embargo, los peritos ya pudieron determinar esa forma de caída, de acuerdo con lo indicado. Entre los especialistas que trabajaron con los restos figuran los técnicos de la empresa sueca Saab, que colaborarán con el desencriptado de las cajas negras. En tanto, el juez federal de Bariloche, Leónidas Moldes, quien entiende en la causa, designó a una ingeniera aeronáutica como perito judicial.