El consumo se congelará desde febrero devaluación y tarifas sin cepo

El golpe al bolsillo seguirá con alzas en naftas y tasas. La depreciación del peso se traslada a la inflación. La amenaza a los remarcadores. El Gobierno estudia subir las tarifas de energía en los próximos días vía la quita de subsidios que le permitirán mejorar las cuentas fiscales, confirmaron fuentes de Olivos y la Casa Rosada. Además, algunos funcionarios estuvieron sondeando a los principales ejecutivos de petroleras privadas para que le den un empujón a los precios de los combustibles, que luego seguirá YPF. El combo se mezcla con el traslado de la devaluación a los precios, que ya impactó en artículos electrónicos y produce remarcaciones o falta de oferta en los supermercados, más allá de los regulados Precios Cuidados, programa debilitado por la suba del dólar.

lunes, 27 de enero de 2014 · 00:00

 

Tanto es así que las principales consultoras que miden la inflación, esperan a mañana para iniciar nuevos relevamientos ya que estiman que la suba generalizada de precios se acelere más en febrero, mes en que los sueldos perderán mayor poder de compra.

Sin embargo, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, utilizó Twitter para respaldar los dichos del viernes del ministro de Economía, Axel Kicillof. Capitanich dijo que el Gobierno actuará “con todo el rigor de la ley” en los casos en que haya “abusos de los formadores de precios”, admitiendo así el impacto de la devaluación en los precios.

Remarcó que “electrodomésticos, automotores, artículos electrónicos y otros bienes con alto componente importado e insumos de uso difundido estarán sujetos a monitoreos permanentes”.

El problema es que sus dichos tienen poca credibilidad entre los consumidores. El viernes la Universidad Di Tella, publicó su Indice de Confianza del Consumidor, basado en una encuesta posterior al lanzamiento de Precios Cuidados. El índice cayó 5,4% con respecto a diciembre de 2013. Con respecto a un año atrás cae 6,8%.

Los hechos:

En noviembre, los ingresos de los asalariados en el sector privado registrado avanzaron un 25,1% en términos nominales, lo que deflactando por estimaciones privadas resulta en una caída real de 1,3% frente al mismo mes del año previo. Con una contracción acumulada de 0,3% en once meses: 2013 se perfila como el peor año para los salarios formales luego de 2008 (en el que disminuyeron 6,9%), estimó la consultora Elypsis. Se estima que la pérdida de poder de compra fue aumentando en diciembre y en enero.

Para el cierre de 2013 la pérdida del salario real sería superior al 2% anual, profundizando la contracción registrada en 2012, según un estudio del Banco Ciudad.

En la semana del 13 al 19 de enero, la inflación confirmó su reaceleración iniciada a mediados de noviembre. En cuatro semanas fue del 5,5%, que en términos anualizados equivale a una suba de precios del 100,1%, estimó Elypsis.

Para Ecolatina, la aceleración de la devaluación en los últimos meses de 2013, fue una de las principales causantes del empujón a los precios. El año pasado la depreciación del peso fue de un 34%. En lo que va del mes fue de 23 por ciento.

A la pérdida de poder de compra se le suma el encarecimiento de la financiación. El Banco Central convalidará esta semana un alza de hasta 25% en el costo del dinero. Esto impactará tanto a la financiación con tarjetas de crédito como a los préstamos personales que motorizaban el consumo en los tiempos de la ilusión monetaria que se disuelve. La medida apunta a que los ahorristas vuelvan a depositar sus pesos atraídos por las tasas.

Con la aceleración de la devaluación las cadenas de electrodomésticos recortaron sus ofertas de financiación. Ayer ya no se encontraban promociones en 18 cuotas. Como máximo, se paga en 12 meses y con precios renovados.

El último salto inflacionario fue empujado por la suba de las tarifas del transporte. Ahora se sumarán la de electricidad y gas. En el Gobierno admitieron que el anuncio se realizará “en los próximos días”.

Compras. Desde 2012 los especialistas en consumo, como Guillermo Oliveto, observan que tras haber roto sus alianzas sindicales, el Gobierno no pudo mantener en consonancia las subas salariales con la inflación. Así los tres primeros meses de cada año, los precios nuevos son difíciles de alcanzar por los sueldos viejos. Este brecha se profundizaría en febrero próximo dado el descuento que los salarios ya tuvieron a fines de 2013 y los aumentos que se vienen, hasta para pagar las deudas con el banco. Será un 2014 para no olvidar.

Test para comprar verdes

En el Ministerio de Economía y en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que conduce Ricardo Echegaray, daban anoche las puntadas finales a la resolución por la que desde mañana se flexibiliza el cepo cambiario. Aunque se da por descontado que la AFIP utilizará un sistema que le permitirá liberar sólo US$ 10 millones por día para quienes puedan justificar ingresos para comprar dólares al precio oficial más el 20%, denominado, “dólar ahorro” y que por lo tanto arrancará en $ 9,60, la resolución que se publicará en el Boletín Oficial deberá despejar, entre otras, las siguientes dudas:

Si se puede pasar el stock de ahorros en pesos a dólares o el monto permitido se calculará sólo a partir de los ingresos mensuales, sin contar lo atesorado.

Cómo será la ecuación entre ingresos y gastos que la AFIP utilizará para determinar la capacidad contributiva (el poder de compra de dólares), que hasta el momento no es conocida y se aplica en el caso de la compra para el turismo. Algunos afirman que se trata de un secreto que conduce a la discrecionalidad. Perfil.com